Revelan multimillonarios gastos irregulares de empresa sudafricana

0
584
Directivos de la empresa estatal sudafricana de electricidad Eskom revelaron que esa compañía realizó desde 2012 gastos irregulares que sobrepasan los mil millones de dólares, en medio de su compromiso para erradicar la corrupción entre sus filas.

Los resultados financieros de Eskom 2017-18 fueron dados a conocer por su presidente, Jabu Mabuza, quien reiteró que esa empresa continuará su marcha para erradicar la corrupción.

Las pérdidas de la empresa en ese período ascendieron a unos 170 millones de dólares.

Eskom, fundada en 1923, es la mayor productora de electricidad en el continente africano, la séptima a nivel mundial en cuanto a capacidad de generación y la novena en términos de ventas.

El Presidente de Eskom dijo que esa empresa gigante ‘enfrenta uno de los momentos más difíciles de su historia’ y que las pérdidas en el año fiscal concluido en marzo pasado estuvieron provocadas por el aumento de los costos financieros y la depreciación de la moneda nacional.

El anuncio de Mabuza coincide con la reanudación el próximo viernes de las negociaciones de Eskom con la Unión Nacional de Trabajadores Mineros, cuyos voceros dijeron que están dispuestos a mantener las conversaciones pese al reciente anuncio de que la entidad no pagará el bono anual a sus trabajadores por problemas financieros.

A nombre de la unión obrera, Livhuwani Mammburu dijo que ‘nuestros miembros están extremadamente enojados sobre este anuncio de Eskom y consideran que la bonificación es un factor decisivo’.

La empresa eléctrica estatal ha estado negociando durante más de un mes con tres sindicatos.

Voceros de Eskom señalaron que los obreros deberán decidir si aceptan un acuerdo por tres años que propone un incremento salarial del siete por ciento cada año junto con pagos adicionales para viviendas, o si prefieren 7,5 por ciento en 2018 y siete por ciento los restantes dos años, sin respaldo para alquileres.

El ministro de Empresas Estatales, Pravin Gordhan, declaró que la junta de Eskom tiene que encontrar el dinero para pagar el incremento de salarios y aseguró que esos aumentos no recibirán fondos del erario público.

Llamó por otra parte a los obreros a trabajar junto al gobierno y no en contra del mismo en sus intentos de salvar las empresas estatales.

Poderosas entidades del Estado sudafricano se han visto involucradas en escándalos de corrupción y en el caso de Eskom la compañía estuvo a punto de quiebra a inicios de 2018 y fue salvada gracias a préstamos bancarios.