Retenidos en Kenya 200 refugiados por prohibición estadounidense

0
461
Unos 200 refugiados de países africanos, sobre todo de Somalia, comprendidos en la prohibición estadounidense de viajar al país norteño, permanecen en Kenya imposibilitados de salir, informó la publicación de Mogadiscio Hiiraan Online.

Muchos de los que aspiraban a trasladarse a Estados Unidos para su reasentamiento allí y fueron vetados por la orden ejecutiva del presidente Donald Trump proceden del campos de refugiados kenianos como el norteño Kakuma y el oriental Dadaab, el mayor del mundo, donde viven unos 300 mil somalíes, añadió la fuente.

Esos refugiados se trasladaron la semana pasada desde esos centros humanitarios hacia Nairobi, y se encontraron aquí con una comunicación de la Organización Internacional para las Migraciones respecto a que sus vuelos de este lunes fueron cancelados ‘por órdenes de Trump’.

El nuevo gobernante estadounidense decretó el 27 de enero último la suspensión temporal de toda inmigración de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana (Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia, Yemen e Iraq), disposición que comprende la entrada de refugiados al país.

Un alto funcionario de la agencia de refugiados de la ONU en el campamento de Dadaab declaró bajo condición de anonimato que 286 refugiados somalíes de Dadaab y Kakuma, fueron afectados por la medida.

El oficial de medios de la agencia de refugiados de la ONU Yvonne Ndege informó, por su parte, que unos 13 mil refugiados somalíes fueron entrevistados y aprobados por los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, pero su reasentamiento está detenido por la nueva orden de Trump.

La situación del grupo retenido en esta capital coincide con la expectativa internacional generada por la decisión del gobierno de Kenia de cerrar el campamento de Dadaab en mayo próximo, lo cual pone en riesgo a los refugiados de que cuando eso ocurra sean devueltos a Somalia.

Nairobi admite a refugiados somalíes desde el derrocamiento en 1991 del presidente golpista de Somalia Mohamed Siad Barre, tras lo cual el vecino país cayó en su actual situación de caos y desgobierno, agravada por una guerra entre el Ejército y el grupo islamista Al Shabab que aumenta la cifra de desplazados.

Al Shabab toma una base militar en Somalia