Resaltan ejemplo de paz entre Etiopía-Eritrea para el resto del mundo

0
378
Los avances positivos en las relaciones entre Etiopía y Eritrea demostraron el compromiso de liderazgo que el mundo necesita para tender puentes entre comunidades y naciones, aseguraron representantes de organismos internacionales.

De acuerdo con la directora saliente de la oficina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en esta capital, Ahunna Eziakonwa-Onochie, nos enfrentamos a contexto en el que muchos gobiernos no están promoviendo este tipo de reconciliación.

‘Los dos países, al aceptar el acuerdo de paz, han demostrado un apego indiscutible a la búsqueda de la estabilidad y la seguridad, un ejemplo para quienes quieren construir muros entre los corazones de las familias’, agregó.

Después de 20 años de hostilidad, las naciones vecinas reanudaron las relaciones diplomáticas este mes.

El 8 de julio, el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, realizó una visita histórica al Estado del Mar Rojo y, una semana después, el presidente eritreo, Isaias Afwerki, se trasladó hasta Addis Abeba.

Los mandatarios acordaron terminar con la tensión y forjar conexiones políticas, económicas y sociales más estrechas.

Como parte de los convenios de normalización, se reanudaron los servicios de telecomunicaciones, Ethiopian Airlines también comenzó vuelos regulares a Asmara el miércoles pasado y se abrieron las embajadas.

‘Este es un momento de orgullo, pero sobre todo de enseñanza. Realmente esperamos que el resto del orbe se pueda unir a este tipo de iniciativa’, apuntó Eziakonwa-Onochie.

Reiteró además el reconocimiento de la ONU con respecto al proceso de acercamiento, al decir que ‘damos la bienvenida a esta histórica movida que procura el rejuvenecimiento de la amistad y la relación’.

Después de la separación de Eritrea de Etiopía en 1993, una disputa fronteriza condujo a dos años de conflicto armado a partir de 1998, causante de la muerte de casi 80 mil personas.