República Centroafricana podrá usar la fuerza para desarmar a grupos extranjeros

0
405

CentreafriqueLa Comunidad Económica de los Estados de África Central (CEEAC) ha autorizado este lunes el uso de la fuerza para lograr el desarme de los grupos armados extranjeros presentes en República Centroafricana, según ha informado la emisora Radio France Internationale.

   La decisión ha sido tomada durante la cumbre extraordinaria celebrada por el organismo en la capital de Chad, Yamena, dedicada especialmente a la situación de seguridad en República Centroafricana.

Asimismo, el organismo regional –integrado por Angola, Burundi, Camerún, República Centroafricana, Chad, Congo, Guinea Ecuatorial, Gabón, Ruanda, Santo Tomé y Príncipe y República Democrática del Congo– ha decidido reforzar la Misión Internacional de Apoyo a la República Centroafricana (MISCA), que recibirá tropas y apoyo aéreo.

El objetivo de este apoyo aéreo será «neutralizar, desarmar y expulsar del país a todos los elementos armados extranjeros que provocan problemas y siembran la desolación».

Por último, la Secretaría General de la CEEAC ha solicitado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que apruebe un mandato «robusto» en base al capítulo 7 de la carta de la ONU para permitir a la MISCA intervenir con autoridad en caso de que sea necesario.

La decisión ha llegado apenas dos semanas después de que el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, anunciara el envío de un nuevo contingente de soldados a República Centroafricana antes de finales de año para aplacar la tensión en puntos estratégicos del país, particularmente en la capital, Bangui, tras el golpe de estado de la coalición de exrebeldes Séléka.

Fabius no ha precisado cuántos pero fuentes oficiales estiman que Francia podría desplegar 300 soldados adicionales que se sumarían a los 400 que se encuentran destacados en la capital para proteger el aeropuerto internacional.

LLAMAMIENTO DE LA ONU

Además, el director de la agencia para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, John Ging, exhortó el domingo a las nuevas autoridades a que redoblen sus esfuerzos para reconstruir el país tras el golpe de Estado.

«Nosotros, como organización internacional, como parte de la comunidad internacional, no podemos asumir el papel del Gobierno», declaró Ging, quien solicitó al Gobierno en funciones liderado por Michel Djotodia que ataje de inmediato sus problemas internos y pacifique las zonas más peligrosas del país.

El director del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, Ted Chaiban, lleva con Ging desde el pasado martes en la RCA para evaluar la situación tras el golpe de la coalición de ex rebeldes Séléka que el pasado mes de marzo puso en fuga al expresidente François Bozize.

UNICEF estima que aproximadamente unos 3.500 niños centroafricanos siguen relacionados con varios grupos armados. «Deberían estar en casa, o en la escuela. Los niños no tienen cabida en estas facciones», declaró Chaiban, ahora inmerso en la creación de un programa de reintegración infantil, que desde el golpe ha conseguido reincorporar a la escuela a 152 niños, entre ellos antiguos integrantes de Séléka.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here