Relatora de la ONU denuncia la sistemática violación de DDHH en Eritrea, con 3.000 desplazados cada mes

0
452

  Sheila B. KeetharuthLa relatora de Naciones Unidas en Eritrea, Sheila B. Keetharuth, ha denunciado la violación sistemática de los Derechos Humanos en Eritrea, una situación que obliga a más de 3.000 ciudadanos a huir del país cada mes, según un comunicado publicado este viernes en la página web del organismo.

   «El marco actual de Derechos Humanos es deprimente. La gente se siente en una situación de desesperación durante tanto tiempo que llegan al punto de tener que tomar la decisión irreversible de huir, se ven forzados al exilio», ha asegurado Keetharuth.

La experta de la ONU, que se ha reunido durante la mañana de este viernes (hora local) en Nueva York con el principal organismo cultural, humanitario y social de la Asamblea General de Naciones Unidas, ha asegurado que muchos de los cerca de 3.000 desplazados mensuales son menores de edad sin ningún tipo de acompañamiento.

Durante el encuentro con la comisión, el primero al que acude desde que tomó el cargo en noviembre de 2012, Keetharuth ha detallado la «alarmante» situación de Eritrea, datos que ha podido recoger gracias a diversas entrevistas con eritreos que residen en el exterior y que han sido víctimas de abusos, así como con representantes en Yibuti y Etiopía, países a los que la embajadora se ha desplazado en visitas oficiales.

Keetharuth se ha referido a casos de asesinatos extrajudiciales, desapariciones forzadas o detenciones con incomunicación, arrestos arbitrarios, casos de tortura, condiciones inhumanas en las prisiones, así como violación continuada de las libertades de expresión, opinión, reunión, asociación, religión y movimiento. Asimismo, la emisaria ha subrayado la excesiva militarización que afecta a gran parte de la sociedad eritrea, que se ve obligada a realizar el servicio militar nacional de forma indefinida, en lugar de durante los 18 meses que debe ejercerse.

Estas y otras violaciones de Derechos Humanos han provocado un «constante flujo de refugiados a los países vecinos», según ha declarado la experta. Los datos de la Agencia para Refugiados de la ONU (ACNUR) arrojan una cifra de 305.723 personas que se vieron obligados a dejar el país el pasado año, con una media de entre 2.000 y 3.000 huidas mensuales.

La desesperación de la sociedad de Eritrea se ha hecho más evidente después de las dos tragedias que tuvieron lugar en las costas de Malta e Italia durante este mes de octubre, en las que más de 350 inmigrantes, entre los que se encontraban muchos eritreos, perdieron la vida. Keetharuth ha instado a la comunidad internacional a incrementar sus esfuerzos para proteger a los refugiados y ha pedido al Gobierno eritreo que mantenga un «diálogo abierto y franco» sobre los Derechos Humanos para mejorar la situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here