Relación Etiopía-Djibouti, una esperanza para la integración regional

0
458
Por Richard Ruíz Julién
Con una notable inversión en carreteras, ferrocarriles y servicios portuarios, las crecientes relaciones ente Etiopía y Djibouti son vistas por analistas como factor de esperanza para la integración económica en el volátil Cuerno africano.

La cooperación económica en África oriental no solo se caracteriza por su naturaleza más baja; sigue siendo la más lenta, según expertos.

Los malos resultados económicos de cada país, la falta de paz y seguridad, así como el compromiso de los gobiernos podrían ser algunos de los factores que se pueden atribuir a esa realidad, planteó Ahmed Desalegn, especialista en temas económicos.

Para Desalegn, los esfuerzos pragmáticos de los gobiernos de Etiopía y Djibouti, sin embargo, impiden la continuación de ese panorama al arrojar luz de cooperación conjunta.

Ambos países ya mantienen vínculos a través de lazos naturales, históricos y culturales, un nicho importante para que la cooperación bilateral crezca de manera saludable.

En opinión del economista de la Universidad de Addis Abeba Abouyu Mohamed dicho de otra manera las mismas personas viven en dos países soberanos diferentes.

De acuerdo con reportes gubernamentales, Etiopía amplió la base de cooperación ofreciendo a Djibouti la energía que tanto necesita, productos frescos y agua potable, entre otros, y éste le dio la oportunidad de salir al mar.

Las políticas y estrategias de inversión prospectivas del gobierno etíope terminaron por absorber la mayor parte de la inversión extranjera directa que fluye hacia África, consideró Mohamed.

Ejemplificó su argumento con los proyectos para hacer uso de la tierra para la inversión y el alojamiento, los parques industriales de diversa índole, dedicados a los textiles y productos de cuero; el procesamiento de alimentos y similares.

Además, los dos países gastaron miles de millones de dólares en el ferrocarril electrificado Ethio-Djibouti de 752 kilómetros para facilitar el proceso de importación y exportación.

Del mismo modo, las demandas de energía de Djibouti están creciendo a pasos agigantados, refirió el analista en asuntos africanos de la Universidad de Oromia Solomon Yibrain.

Se están construyendo nuevas torres de transmisión de electricidad de alto voltaje para suministrar energía adicional, además de la exportación hidroeléctrica existente, para lo que la Gran Presa del Renacimiento Etíope es un motor impulsor.

Estas relaciones se basan en el establecimiento de instituciones bilaterales apropiadas en las que se abordan diversas cuestiones socioeconómicas.

La 24 Reunión conjunta de administradores y comisionados de Etiopía y Djibouti, que se celebró en el estado de Semera, es notable a este sentido.

Asimismo, los especialistas sugieren que un punto a la par con eso debería ser avanzar en el abordaje de problemas de seguridad reales y percibidos, sobre todo el terrorismo.