Refuerzos de ONU en Sudán del Sur excluyen protección de aeropuerto

0
695
El control del aeropuerto capitalino corresponderá al gobierno de Sudán del Sur y no a las nuevas Fuerzas de Protección Regional de la ONU (FPR), declaró el máximo representante aquí del organismo mundial, citado hoy por la prensa.

‘Nunca se pensó controlar esa terminal aérea ni otras instalaciones claves que son territorio soberano del ejecutivo’, añadió David Shearer, jefe de la Misión de la ONU en esta nación africana (Unmiss), a las que se integran las FPR, según el periódico Sudan Tribune.

La cuestión para nosotros es contar con la cooperación de los militares y policías que realizan patrullas conjuntas, algo que hablamos con las autoridades y esperamos lograr, subrayó el también Representante Especial del secretario general de la ONU para el país.

De acuerdo con Shearer, tropas de la Unmiss ya iniciaron algunos patrullajes por la carretera que une con Uganda a la ciudad de Nimule, al sur, y conecta a la capital con la central región de Bor.

La actuación de las FPR permitirá a la Misión reorganizar y utilizar esos efectivos de forma adecuada y significa que tenemos tropas adicionales a nuestra disposición para realizar patrullajes más frecuentes, así como la posibilidad de escoltar a algunos vehículos, indicó Shearer.

El Consejo de Seguridad respondió a una solicitud de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo de África Oriental con la aprobación en agosto de 2016 de cuatro mil efectivos para integrar las FPR, dedicadas a la protección de Juba tras los nuevos choques de entonces entre soldados y rebeldes.

Shearer recordó que esas tropas se asentarían en dicha ciudad, lo cual permitiría a la Unamiss una libertad para que otras fuerzas cubran otros puntos candentes del conflicto.

El Gobierno de Transición de Unidad Nacional, integrado según los acuerdos de agosto de 2015 entre el ejecutivo y los opositores, confirmó a la ONU en noviembre de 2016 su consentimiento incondicional al despliegue de esa fuerza.

Las tropas adicionales integradas en las FPR, que se suman a los 13 mil soldados de la Unmiss, están destinadas a proteger a los civiles de las violaciones de pandillas y otros abusos durante los mencionados enfrentamientos de 2016, en Juba.

La actual guerra civil sursudanesa, iniciada a fines de 2013 con el alzamiento del exvicepresidente y actual líder rebelde Riek Machar, ha causado decenas de miles de muertos y más de dos millones de desplazados, según estadísticas de la ONU.