Reforma económica etíope avanza, asegura presidente del Banco Central

0
764
Etiopía decidió reformar la economía, pero a un ritmo razonable, al tomar en cuenta la necesidad de adoptar nuevas estrategias para garantizar el crecimiento sostenible, consideraron expertos.
El nuevo jefe del Banco Central con rango de ministro, Yinager Dessie, aseguró que el país está haciendo una clara ruptura con el modelo económico impulsado desde 1991 hasta la actualidad.

Sin embargo, la moneda no se devaluará en el corto plazo y la liberalización del sector crediticio llevará años, comentó a Prensa Latina Dessie, quien tomó el mando el mes pasado como uno de los principales actores en un amplio programa de reformas políticas y económicas que el primer ministro, Abiy Ahmed, está impulsando.

‘No podemos movernos de la forma en que lo hacíamos en los últimos 15-16 años’, dijo, en referencia a un período de rápido crecimiento impulsado por enormes inversiones en infraestructura, causante en buena medida de un recurrente endeudamiento.Âá

‘Deberíamos buscar nuevas formas de administrar’, subrayó.Âá

Enormes cambios han recorrido el país de 100 millones de personas desde que Ahmed asumió el cargo en abril y se dispuso, en opinión de especialistas, a desmantelar el status quo.Âá

La paz con su vecino Eritrea podría traer, por ejemplo, importantes beneficios a la nación, que no tiene salida al mar.

‘El acercamiento cumple una serie de objetivos de política exterior, incluida la posibilidad de privar a Egipto de un aliado en la disputa actual sobre el uso del Nilo’, manifestó Barnaby Fletcher, analista senior de África del Sur en la consultora especializada en riesgos globales Control Risks.

A su vez, el Gobierno también ha dicho que quiere vender participaciones en firmas estatales con la esperanza de que el componente privado impulse el desarrollo y cree empleos para los miles de jóvenes que ingresan al mercado cada año.Âá

‘Si sostenemos este entorno políticamente, creará una gran oportunidad para la ciudadanía’, destacó el funcionario de la mayor entidad bancaria nacional.

En un intento por impulsar las exportaciones, el banco devaluó la moneda local, el birr, en un 15 por ciento en octubre por primera vez en siete años.Âá

Si bien reconoce una escasez crónica de dólares que está frenando el avance de los últimos tiempos, Dessie descartó cualquier nueva devaluación en este año fiscal, que se extenderá hasta julio de 2019. El predecesor del flamante director ocupó el cargo durante dos décadas; los periodistas bromeaban que era tan oscuro como el jefe de los servicios de inteligencia, porque casi nunca concedió entrevistas.

En contraste, el actual responsable del Banco, ex jefe de la Comisión de Planificación que tiene un doctorado en ciencias ambientales de una universidad en Viena, se mostró feliz de reconocer los problemas que enfrenta la economía y admitir que las autoridades estaban buscando ayuda para resolverlos.Âá

‘Hemos establecido un grupo de trabajo que se ocupa de las reformas en el sector financiero, el cual contará con el apoyo de analistas internacionales’, adelantó.

No obstante, cuándo y cómo liberalizar el área bancaria, actualmente fuera de los límites de los inversores extranjeros, es un tema delicado, reconoció.

A su vez, argumentó que establecer la banca móvil era una prioridad, pero se haría con cuidado por temor a que los prestamistas internos, encerrados en un túnel del siglo XX, se vieran aplastados por una afluencia de sucursales de otros territorios.

‘Requiere algún tipo de preparación para llevar a cabo la apertura, por lo que estamos trabajando en eso’, señaló, al agregar que ese proceso tomaría ‘algunos años’.

La crisis monetaria que ha estado luchando Etiopía se ha aliviado ligeramente en los últimos dos meses con una aguda reducción de la brecha entre las tasas de birr oficiales y del mercado negro.Âá

Pero las empresas que necesitan divisas para importar materias primas dicen que la imprevisibilidad del sistema de asignación del banco central obligó a algunos a despedir personal o cerrar por completo.

‘Esta es un área en la que vamos a hacer algunas reformas’, aseguró el directivo, y reconoció que uno de los principales motivos de la revisión fue la necesidad de que la economía genere más moneda foránea.Âá

En las últimas tres semanas, las remesas provenientes de la gran diáspora también comenzaron a fluir a través de las vías oficiales.

Más alivio a corto plazo provino de un depósito de mil millones de dólares de los Emiratos Árabes Unidos en las arcas, apoyo que Addis Abeba intentaba replicar con otros gobiernos extranjeros, incluida Arabia Saudita, puntualizó.Âá

Asimismo, se están buscando formas de reducir su dependencia de los préstamos de China, que según dijo eran la fuente del 85 por ciento de la deuda externa de Etiopía, concluyó Yinager.