Recuerdan a dirigente comunista sudafricano a 24 años de su asesinato

0
626
Newly elected secretary general of South African Communist Party (SACP) Chris Hani speaks at a press conference on the third day of the first SACP legal congress inside South Africa in 41 years, in Soweto on December 07, 1991.
Los sudafricanos rinden tributo a la memoria del dirigente comunista Chris Hani, al cumplirse 24 años de su asesinato a manos de un ultraderechista de origen polaco.

Hani, quien desempeñó un importante papel durante la lucha por la liberación y la democracia en la nación africana, fue baleado por Januz Walus en las proximidades de su casa el 10 de abril de 1993.

Según el programa de homenaje, el presidente Jacob Zuma colocará una ofrenda floral en la tumba del desaparecido líder en el cementerio donde reposan sus restos en Boksburg, Ekurhuleni, provincia de Gauteng.

También develará una placa en la que declararán la sepultura y el Paseo del Recuerdo como Patrimonio Nacional, informó el Departamento de Arte y Cultura.

La víspera se realizó un combativo acto en su honor, en el distrito Brian Bunting, en la popular área de Khayelitsa, provincia de Western Cape, donde participaron la ministra de Asentamientos Humanos, Lindiwe Sisulu, y representantes y afiliados a nivel local del Partido Comunista Sudafricano (SACP) y el Congreso Nacional Africano (ANC).

El embajador de Cuba en Sudáfrica, Carlos Fernández de Cossío, invitado especial a la ceremonia comemorativa, destacó la trascendencia del legado de Hani y la importancia de defender la unidad de la nación.

Sostienen historiadores y analistas que el atentado contra el secretario general del SACP constituyó un acto deliberado, planificado y destinado a golpear el corazón de una Sudáfrica que se preparaba hacia la democracia, tras la derrota del apartheid (sistema afincado en la segregación racial).

Por los hechos fueron condenados Walus (en prisión) y el entonces político de derecha Clive Derby-Lewis, fallecido en noviembre de 2016 meses después de recibir la libertad tras ser diagnosticado con cáncer de pulmón terminal.

La muerte del carismático dirigente fue una noticia que empujó al país al borde del desastre social y político, pero la capacidad de liderazgo de Nelson Mandela permitió que el pueblo continuara por el camino de la paz.