Recuerda en Sudáfrica a Chris Hani en 25 aniversario de su asesinato

0
307
Newly elected secretary general of South African Communist Party (SACP) Chris Hani speaks at a press conference on the third day of the first SACP legal congress inside South Africa in 41 years, in Soweto on December 07, 1991.
El Partido Comunista de Sudáfrica (PCS) recordará hoy el 25 aniversario del asesinato del dirigente antiapartheid Chris Hani, con una ceremonia en el Memorial Thomas Nkobi de Ekurhuleni, en la provincia de Gauteng.

El secretario general del PCS, Blade Nzimande, así como representantes del gobernante Congreso Nacional Africano (ANC), la organización sindical Cosatu y la organización cívica Sanco hablarán en este acto para honrar a este luchador antiapartheid.

En el momento de su asesinato Hani era el líder del Partido Comunista e integraba el Comité Ejecutivo Nacional del ANC. Con anterioridad había ocupado desde 1960 diversas responsabilidades en el Umkhonto we Sizwe o La Lanza de la Nación, el brazo armado del movimiento antiapartheid.

Por su parte, voceros de la Universidad de Ciudad del Cabo (UCT) anunciaron la celebración el 25 de abril de una ceremonia para nombrar la sala teatro de esa alta casa de estudios Chris Hani Lecture Theatre, una manera de honrar la contribución de este hombre a la democracia en Sudáfrica.

El vocero de la Universidad Nombuso Shabalala dijo que para esa institución el cambio de nombre de ese edificio es considerado un momento histórico porque forma parte del proyecto de transformación para vencer el legado del apartheid y el colonialismo en el sistema universitario.

Esta es una transformación simbólica no solo en el campo de la UCT, pero más importante de nuestras actitudes y valores, agregó el portavoz.

Chris Hani fue asesinado el 10 de abril de 1993 en las afueras de su residencia en Boksburg, provincia de Gauteng, a manos del sudafricano de origen polaco Janusz Walus, instigado por el parlamentario del desaparecido Partido Conservador Clive Derby-Lewis, quien aspiraba con esa acción promover una guerra racial en Sudáfrica en medio del proceso de reconciliación.

La intención era realizar una serie de asesinatos políticos para evitar que prosperaran esas negociaciones, que condujeron a las primeras elecciones democráticas en Sudáfrica celebradas en 1994 y que fueron ganadas por el Congreso Nacional Africano, que mantiene desde entonces el poder en esta nación.

Ante la Comisión de Verdad y Reconciliación que funcionó a principios de la década de 1990 en esta nación, Lewis dijo que había actuado ‘en defensa de mi pueblo, amenazado con una ocupación comunista’.

Ambos fueron condenados a muerte por el asesinato y sus sentencias fueron convertidas en cadena perpetua cuando la pena capital fue abolida en este país.