Recomienzan combates en Centroafricana a pesar de acuerdo

0
557
El reinicio de la violencia es patente en este país apenas horas después de la firma de un acuerdo entre el gobierno y 13 de las 14 entidades opositoras armadas, anunciado la víspera.

Un número indeterminado, pero crecido de personas, en particular civiles atrapados entre dos fuegos, han muerto en la ciudad nororiental de Bria, además de efectivos de milicias que se identifican como cristianas e integrantes de la coalición de partidos conocida como exSelekas, de sensibilidad musulmana.

Los reportes son fragmentarios y carentes de confirmación oficial, pero testigos afirman que en la zona existe caos, hay casas incendiadas y grupos de desconocidos aprovechan la situación para saquear los comercios.

Siempre según los informantes, los choques comenzaron al romper el alba y continuaban de manera esporádica al mediodía.

Fuentes de la Misión Multidimensional Integrada de la ONU para la Estabilización en la República Centroafricana (Minusca, acrónimo inglés) dijeron en condición de anonimato que la presencia de miembros de los grupos rivales en los campamentos de desplazados favorece la erupción de choques armados.

Por lo menos el 20 por ciento de la población centroafricana ha tenido que abandonar sus zonas de residencia debido a las pugnas por el poder entre grupos rivales enfrentados por conflictos étnicos y confesionales.

Este martes, en un acontecimiento inesperado, el gobierno centroafricano anunció la rúbrica de un acuerdo de paz con todos excepto uno de los grupos armados existentes en el país.

Auspiciado por el grupo católico Sant´ Egidio, el pacto, firmado en Roma, establece el reconocimiento de las autoridades electas en los últimos comicios, encabezadas por el presidente Faustin-Archange Touadéra, insta al cese del fuego inmediato y fija como objetivo terminar el conflicto étnico y confesional que azota al país hace casi un lustro, desde 2013.

Partes del acuerdo fueron circuladas hoy aquí por medios oficiales, pero se ignora qué entidad se abstuvo de integrarse, aunque se supone que sean los rebeldes exSeleka.