Recomiendan esfuerzos conjuntos para alcanzar la paz en RDCongo

0
389
0465a8c9c-e78c-4db4-8ba8-d6c07410428c-r-mzuwedi1maLíderes de la región de los Grandes Lagos y socios internacionales recomendaron aquí a jefes de Estados Mayores realizar visitas al este de la República Democrática del Congo (RDC) para desarrollar y fortalecer hoy acciones contra grupos armados.

Tal encargo figura en el comunicado final de la séptima reunión del mecanismo de supervisión del acuerdo de paz, seguridad y cooperación para la RDC y la zona, que cerró sus cortinas este miércoles en Luanda.

Los firmantes del documento apelan a los países de la Conferencia Internacional de la Región de los Grandes Lagos (Cirgl) y de la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC) a contribuir con tropas para la brigada de las fuerzas de intervención de la misión de las Naciones Unidas en el Congo Democrático (Monusco).

Con ese aporte se pretende mejorar las operaciones militares contra fuerzas negativas, en estrecha consulta con el gobierno congolés.

Los jefes de Estado y Gobierno de la Cirgl orientan también a los servicios de inteligencia y seguridad fortalecer los mecanismos de coordinación y compartir la información existente.

Emplazan a implementar el programa de repatriación para Ruanda de las fuerzas rebeldes de este país, que actúan en la RDC.

Reafirman que el ‘acuerdo cuadro para la región continúa siendo vital para la estabilidad regional’.

En el comunicado se reconoce asimismo el papel fundamental desempeñado por el mecanismo de verificación conjunto, propagado como herramienta de creación de confianza en la región.

Se reclama observación para identificar países, empresas e individuos que hacen negocios y se benefician de actividades económicas ilícitas de las fuerzas negativas para aplicar sanciones a través de mecanismos adecuados.

La nota final incentiva a convocar a una reunión dedicada a explorar el comercio ilícito de los recursos naturales.

Saluda la creación de un mecanismo conjunto entre Kenya, RDC, Tanzania y Uganda para enfrentar la creciente amenaza de grupos rebeldes.

Reitera la necesidad de asegurar el avance del desarme, reintegración y repatriación de los combatientes desarmados. Se anima a la ONU a simplificar y armonizar esfuerzos de varias entidades, en estrecha consulta con países, para apoyar los esfuerzos de desarrollo regional.

El foro de Luanda, que duró un día, estuvo marcado por el discurso inicial del mandatario angoleño, José Eduardo dos Santos, en su calidad de presidente en ejercicio de la Cirgl.

También se escuchó al enviado especial del secretario general de las Naciones Unidas para la Región de los Grandes Lagos, Said Djinnit, y al rey III Mswati del Reino de Swazilandia, presidente en ejercicio de SADC.

Habló además el mandatario de Chad y titular en ejercicio de la Unión Africana (UA), Idriss Deby.

Promovida por la Cirgl, ONU y la UA, la cita debatió los últimos acontecimientos en la RDC, Burundi, Sudán del Sur y República Centroafricana (RCA).

Angola comenzó este año un nuevo mandato de dos calendarios al frente de la Conferencia tras cumplir un primer periodo (2014-2015).

Integran la Cirgl -creada en 1994- Angola, Burundi, RCA, República del Congo, RDC, Kenya, Uganda, Ruanda, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania y Zambia.