Rebeldes sursudaneses niegan violación de cese al fuego

0
657
Los rebeldes de Sudán del Sur negaron las acusaciones del gobierno de una violación del cese al fuego tras un supuesto ataque a posiciones gubernamentales en la ciudad de Nasser y en Kedbek, estado de Latjoor (noroeste).

Las fuerzas leales al ex primer vicepresidente del país, Riek Machar, pidieron en cambio a la comunidad internacional que investigue las violaciones del acuerdo de cese de hostilidades, firmado recientemente en Etiopía.

El secretario de información designado por los rebeldes en el estado de Sobat (este), Dukhan Jundit Both, dijo en un comunicado que el área de Kedbek está completamente bajo control de las tropas del opositor Movimiento Popular para la Liberación de Sudán.

Jundit Both acusó a las fuerzas del gobierno de atacar sus posiciones defensivas en esa área el jueves de la semana pasada, indica la emisora nacional Radio Tamazuj.

La víspera, el exjefe de gabinete de Sudán del Sur, Paul Malong Awan, pidió sacar al presidente Salva Kiir del poder, al alegar que ‘está utilizando la política de dividir y gobernar para consolidar su régimen’.

Los hechos demuestran la fragilidad del acuerdo firmado en diciembre pasado en Addis Abeba, en un intento de revitalizar la implementación de un acuerdo de paz pendiente desde agosto de 2015.