Reacciones en Sudáfrica por libertad para asesino de Chris Hani

0
473

Janusz WalusAmplia reacción tiene hoy aquí la decisión de un tribunal de Pretoria de otorgar la libertad condicional al asesino convicto del líder del Partido Comunista Sudafricano Chris Hani, baleado el 10 de abril de 1993.

De lamentable y despreciable, califican algunos medios de prensa la noticia de que Janusz Walus saldría de prisión en menos de dos semanas tras cumplir 22 años en la cárcel por ese crimen, el cual conmocionó a esta nación.

Mientras, en las redes sociales múltiples mensajes cuestionan el tema de la cadena perpetua, pues «si lo liberan ahora (a Walus de 63 años), ello demuestra que no hubo tal sentencia de por vida en un país donde no existe pena de muerte».

Entretanto, el SACP (siglas en inglés del Partido Comunista Sudafricano) y la familia de Hani expresaron que apelarán el fallo.

El SACP dijo estar «profundamente decepcionado y horrorizado» por la conclusión divulgada la víspera, pero que tampoco le sorprende porque durante el procedimiento en el Tribunal el 2 de marzo, la jueza Nicoline Janse Van Nieuwenhuizen hizo comentarios sesgados.

La magistrada sugirió que era hora de olvidar y seguir adelante y que el asesino debe ser tratado con compasión, advirtió el SACP en un comunicado.

Algunos observadores recuerdan que el atentado contra Hani fue un acto deliberado, planificado y destinado a golpear el corazón de una Sudáfrica que se preparaba hacia la democracia, tras la derrota del apartheid.

En abril de 1993, la nación estaba a un año de sus primeras elecciones multirraciales, la lucha armada había terminado y las partes en conflicto habían estado en tres años de negociación.

La muerte del querido dirigente causó un trauma general, solo fueron las palabras al pueblo del líder del Congreso Nacional Africano Nelson Mandela lo que logró, contra todo pronóstico, sacar al país del borde del abismo, indicó el periódico Sowetan.

Por el asesinato de Hani fueron condenados Walus -inmigrante polaco, descrito como un extremista y anticomunista-, y el entonces político de derecha Clive Derby-Lewis. Sus penas de muerte fueron conmutadas por la de cadena perpetua.

Datos históricos recogen que Walus hizo los disparos fatales contra Hani frente a su casa y que Derby Lewis proporcionó el arma.

A Derby Lewis, ahora de 80 años, se le concedió la libertad condicional por cuestión de salud el 15 de mayo de 2015, después de ser diagnosticado con cáncer de pulmón terminal.