RDCongo sin dinero para comicios, niegan opción de suspenderlos

0
150
Con las arcas vacías para reunir los mil 800 millones de dólares requeridos para el proceso electoral, el portavoz del gobierno de la República Democrática del Congo, Lambert Mende, rechazó la suspensión de los comicios.

Mende aclaró así las expresiones del ministro para el Presupuesto Pierre Kangudia, quien en una rueda de prensa dijo que sería difícil reunir la cantidad solicitada por la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI) de aquí a diciembre.

‘Aun si las perspectivas parecen mejorar, será difícil pensar que podamos movilizar los 1,8 mil millones de dólares este año’, explicó el técnico que a la vez encendió alarmas tanto en la comunidad internacional y nacional, pues el aplazamiento de la liza el año pasado fue el detonante de la crisis política.

No estoy contra las elecciones; las habrá, pero el gobierno de la República no podrá reunir toda la suma como demanda la CENI, se apresuró en aclarar el titular, en la plaza desde diciembre pasado.

Soy realista. Es imposible según las previsiones y reservas disponibles, venga quien venga. Pero yo no he dicho que no vaya a haber elecciones este año, subrayó Kangudia ante una audiencia de periodistas.

Mende, por su parte, señaló que el Consejo de Ministros aún no ha decidido la imposibilidad de movilizar el dinero para las elecciones.

‘Me es difícil confirmar o afirmar al respecto…eso no ha sido aún presentado al gobierno ni discutido en el Consejo de Ministros (…) No es en absoluto una opción del Gobierno’, expuso el vocero al sitio actualite.

Las elecciones de diciembre próximo, la permanencia en el sillón presidencial de Joseph Kabila hasta tener un sucesor y la entrega del cargo de primer ministro a la oposición son parte del acuerdo del 31 de diciembre pasado, aún sin aplicación a falta de una hoja de ruta.

Como parte de los esfuerzos para destrabar el pacto de la San Silvestre, los obispos de la mediadora Conferencia Episcopal Nacional del Congo se reunirán este jueves por separado con la gubernamental Mayoría Presidencial y el Rassemblement (la opositora La Unión).