Rabat se compromete a investigar denuncias de tortura tras informe Amnistía

0
359

torturaEl gobierno marroquí se comprometió hoy a investigar las denuncias de tortura y castigarlas, en respuesta a un duro informe presentado el martes por Amnistía Internacional en el que se calificaba la tortura de frecuente y se criticaba la impunidad en que está envuelta.

«Toda acusación de tortura será objeto de investigaciones rigurosas para tomar las medidas punitivas que se requieran en el marco del respeto a las disposiciones legales», señaló hoy un comunicado emitido tras la sesión del Consejo de Gobierno.

Sin embargo, el mismo comunicado lamentó «la falta de credibilidad y de objetividad» del informe de AI (que se elaboró durante dos años), al tiempo que «exige una verificación de los datos publicados para evitar los juicios atropellados».

En su informe mundial sobre la tortura, AI eligió a cinco países en el mundo -Marruecos y el Sáhara Occidental, Uzbekistán, Filipinas, México y Nigeria– donde consideró que se practica la tortura pero que al mismo tiempo existe la esperanza de revertir este estado de cosas.

Al poco de conocerse el informe, el ministro portavoz del Gobierno, Mustafa al Jalfi, calificó de «inconcebible» que su país fuera comparado con los otros cuatro y no se reconociera todo lo que hace por los derechos humanos, pero sin desmentir que la tortura exista en Marruecos.

Amnistía sostiene que la tortura es un arma frecuentemente utilizada para arrancar confesiones en los locales policiales, principalmente en asuntos relacionados con la seguridad del estado, en la represión del salafismo y la del independentismo saharaui.