PT cierra filas contra intervención federal ordenada por Temer

0
447
El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil cerrará filas contra el decreto del presidente Michel Temer ordenando la intervención federal en la seguridad pública de Río de Janeiro, que será discutido hoy en la Cámara de Diputados.

Las bancadas del PT en la Cámara y el Senado Federal votarán contra esa disposición, anticipó el fin de semana último el legislador petista Paulo Pimenta en un video difundido a través de las redes sociales.

El líder de los parlamentarios del PT en la Cámara baja calificó el decreto emitido el viernes pasado por el titular del Ejecutivo como ‘una medida politiquera, electorera, autoritaria y equivocada de ese gobierno ilegítimo y criminal que tomó por asalto el Palacio de Planalto’.

Poco después de darse a conocer la resolución presidencial, el PT afirmó en una declaración que el gobierno de Temer no está realmente preocupado con la seguridad de la población, sino con su sobrevivencia política.

Tras admitir que recibieron ‘con sorpresa y preocupación’ la medida, el PT y sus bancadas en el Senado y la Cámara advirtieron que esa decisión puede ser un paso peligroso para la consolidación y profundización de un estado de excepción en Brasil.

El texto llamó también la atención sobre el hecho que este ‘instrumento excepcionalísimo’, jamás aplicado desde la Constitución de 1988, requiere que se agoten todas las posibilidades de enfrentamiento de la crisis, ‘lo que claramente no ocurrió’.

En ese sentido precisó que incluso el propio interventor designado por Temer, el General de Ejército Walter Souza Braga Netto, reconoció en declaraciones a la prensa que hay ‘mucha’ influencia de los medios en torno a esta cuestión.

No se puede obviar la relación entre el agravamiento de la crisis de seguridad allí y el debilitamiento del Estado, fallido por cuenta del grave ajuste fiscal promovido por el propio gobierno Temer e intensificado por el estadual, ambos liderados por el Movimiento Democrático Brasileño (MDB), agregó el documento.

Por otra parte, la declaración petista considera gravísimo el hecho que Temer anunciara que puede suspender el decreto en caso de conseguir los votos necesarios para aprobar en la Cámara de Diputados la propuesta de enmienda constitucional (PEC) que conlleva a la implantación de una impugnada reforma jubilatoria.

En una alocución trasmitida en cadena nacional el propio viernes para referirse a la ordenada intervención federal en la seguridad pública de Río de Janeiro, el gobernante consideró llegada la hora de restablecer el orden en Brasil.

El desorden es la peor de las guerras, sostuvo el inquilino del Palacio de Planalto, quien reconoció que la determinación de transferir a un General del Ejército la responsabilidad por la seguridad pública en ese Estado constituye una medida extrema acordada en diálogo con el gobernador Fernando Pezao.

Temer adujo que el crimen organizado casi tomó cuenta de Río de Janeiro y se convirtió en ‘una metástasis’ que se extiende por el país y amenaza la tranquilidad de la ciudadanía.

‘No podemos aceptar más, pasivamente, la muerte de inocentes’, señaló antes de afirmar que en la capital fluminense barrios enteros están sitiados, las escuelas permanecen bajo la mira de los fusiles y las avenidas se transformaron en trincheras.