Protestan en Gambia por intento de criminalizar el homosexualismo

0
406

Yahya JammehGrupos de derechos humanos y activistas de organizaciones no gubernamentales protestaron ayer en Gambia, después que la Asamblea Nacional aprobara un proyecto de ley que permitirá condenar la homosexualidad con cadena perpetua.

El acuerdo del legislativo, que enmendaría el Código Penal vigente en el país africano con la inclusión de un nuevo delito tipificado como «homosexualidad agravada», está ahora pendiente de ser refrendado por el presidente gambiano Yahya Jammeh.

El proyecto de ley fue rechazado en agosto pasado por la Corte Constitucional, por un tecnicismo, pero el gobierno de Jammeh volvió a presentarlo a la Asamblea Nacional.

Las reformas jurídicas emprendidas en Gambia emulan con las ya adoptadas en Uganda, que tiene una de las leyes más restrictivas sobre el tema de los homosexuales.

Actualmente, las relaciones sexuales consentidas entre adultos del mismo sexo son consideradas un delito en Gambia, y la enmienda propuesta introduce penas aún más duras para los sospechosos de prácticas lésbicas y bisexuales.

El activista Stephen Cockburn llamó al presidente Jammeh a detener las campañas homofóbicas patrocinadas por el Estado.

«No debería aprobar este acto profundamente dañino, que viola el derecho internacional y los derechos humanos», dijo Cockburn.

Graeme Reid, activista de los grupos LGBT (lesbianas, gay, bisexuales y transexuales), subrayó que esta nueva ley sólo estigmatizará más a personas que ya están marginadas y viven en un clima de profundo temor y odio.

El presidente Jammeh es un fuerte crítico a las prácticas homosexuales y ha hecho numerosas declaraciones públicas atacando los derechos de la comunidad LGBT.

En un discurso pronunciado ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, en 2013, declaró que «los que promueven la homosexualidad quieren poner fin a la existencia humana, que se está convirtiendo en una epidemia y que los musulmanes y los africanos deben luchar para poner fin a este comportamiento».

En mayo último, la Comisión Africana de Derechos Humanos aprobó una resolución a favor de la protección contra la violencia y otras trasgresiones de derechos humanos contra personas en base a su orientación sexual e identidad de género.

Según expertos, la homosexualidad sigue siendo tabú en las sociedades africanas más conservadoras, y algunos grupos religiosos la han calificado como «importación corruptora».