Protestan en el norte de Malí contra las operaciones de la ONU

0
306

Cientos de personas han protestado en el norte de Malí contra los ataques aéreos lanzados por la misión de la ONU (MINUSMA) sobre posiciones de los rebeldes tuaregs y han ocupado el aeropuerto de la ciudad de Kidal.

El martes, helicópteros neerlandeses atacaron a las fuerzas rebeldes durante unos enfrentamientos en otra ciudad. Entre 200 y 300 personas, en su mayoría mujeres y niños, han salido a la calle este miércoles para recriminar estas acciones.

Una portavoz de la ONU, Radhia Achouri, ha asegurado que los manifestantes «eran violentos» y, por este motivo, los ‘cascos azules’ se que custodiaban el aeropuerto se replegaron al campamento. «Lanzaron piedras, quemaron algunos objetos», ha explicado.

Un vecino de Kidal testigo de los hechos ha acusado a las tropas de la ONU de disparar al aire para tratar de dispersar a la multitud, un extremo que Achouri no ha podido confirmar. Esta fuente ha informado de la quema de tiendas y generadores y de la sustitución de las banderas de Naciones Unidas por otras del Azawad, como denominan los rebeldes al territorio del norte de Malí.

«Piden a la MINUSMA que se vaya. No quieren que estén aquí más», ha explicado este testigo. La misión colabora con las fuerzas de Malí a garantizar la seguridad de la zona septentrional maliense, ocupada por separatistas y yihadistas en 2012.