Prosiguen en Etiopía muestras de apoyo a proceso de reformas en curso

0
259
Unas 100 mil personas se reunieron hoy en el centro de Bahir Dar, capital del estado de Amhara, para apoyar el proceso de transformaciones conducido por el nuevo primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed.
La prensa nacional destacó que la manifestación organizada en la ciudad del norte etíope fue un éxito absoluto, distinta de la que hace una semana se celebró en Addis Abeba, a la cual acudieron cerca de tres millones de personas, pero terminó en un ataque con bomba que puso en vilo a la nación.

En esta ocasión, no hubo ni el menor indicio de violencia; ningún elemento distorsionador se pudo salir con la suya; los gritos de ‘Apoyemos el cambio’. Vamos a reforzar la democracia’ resonaron más alto que las bombas de los criminales, reseñó el diario The Ethiopian Herald en su edición digital.

Los ciudadanos portaban la bandera tricolor (verde, amarilla y roja), símbolo de resistencia desde la lucha contra el fascismo a fines de la década de 1930.

Destacó en la jornada que los manifestantes izaron además emblemas de Eritrea, como una muestra de apoyo a las conversaciones de paz entre los dos países.

Según el citado rotativo, la muestra masiva de unidad envió un mensaje de advertencia a las fuerzas que están trabajando para revertir el cambio en curso.

Gedu Andargachew, presidente del estado regional de Amhara, a quien se le atribuye ser un fuerte aliado y uno de los motores de la reforma, emitió un mensaje al respecto.

‘Los jugadores (políticos) de la edad antigua y oscura que no se preocupan por la realidad de nuestra integración están trabajando incansablemente para perturbar la paz. Pero no tuvieron éxito’, aseguró Andargachew ante la multitud.

‘Nuestra región trabajó con residentes de otras partes de la nación para garantizar la formación de un gobierno fuerte’, añadió.

También señaló el importante papel de los medios en hacer que el cambio de programa siga adelante y, en ese sentido, pidió equilibro a los profesionales del sector y a blogueros.

Ahmed no pudo asistir al mitin en Bahir Dar por razones no reveladas, aunque envió un mensaje a través del viceprimer ministro, Demeke Mekonen, quien fue otro de los oradores principales en el evento.

Su discurso se centró en la noción de perdón a la luz de las violencias étnicas. Al llamar a los jóvenes ‘Queridos heraldos del cambio’, dijo: ‘A pesar de la divergencia en la convicción política, las luchas de todos emanan del deseo de caminar hacia el desarrollo’.

Para especialistas, es seguro que el trayecto hacia adelante tendrá sus propios desafíos debido al llamado etnonacionalismo competidor, pero las perspectivas de salir de los baches también son muy favorables.