A propósito de cumbre mundial, África necesita agua

0
4427
África necesita un plan acelerado para conseguir el acceso al agua de toda su población, coincidieron ministros y expertos participantes en una cumbre internacional que concluye hoy en la ciudad sudafricana de Durban.

La reunión abogó por el tratamiento de aguas residuales o usadas para hacer frente a los desafíos de escasez del líquido, especialmente en esta parte del planeta.

Durante tres días, el tema del importante recurso natural movió las discusiones e intercambios de experiencias en la Cumbre y Expo Mundial del Agua, con sede en esa urbe costera de la provincia de KwaZulu-Natal, en la porción este del país.

Los asistentes reconocen que para tener éxito, el impulso a favor de materializar el vital servicio para todos hay que contar con esfuerzos conjuntos y de colaboración.

La Cumbre dio además un renovado vigor al empeño de alcanzar en 2030 el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 6, referido al acceso al agua potable y el saneamiento adecuado.

Para la jornada final de la Cumbre, los asistentes conocerán sobre ejemplos como el reciclaje en Durban, donde tratan diariamente 450 millones de litros de aguas residuales; así como algunos proyectos vinculados a la nanofiltración y desalinización.

A la vuelta de 13 años (en 2030), la demanda mundial del líquido crecerá en un 50 por ciento. La mayor parte ‘será en nuestras ciudades, por lo que la necesidad de un nuevo enfoque para la recolección y manejo de aguas residuales es primordial’, advirtió en el plenario la ministra de Agua en Sudán del Sur, Sophia Pal Gai Laam.

Al inaugurar la Cumbre el 22 de marzo, coincidiendo con el Día Mundial del Agua, el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, instó a los líderes internacionales a unirse en torno a la sensible problemática.

Calificó además de ‘sombrío’ el panorama global presentado en el Informe 2017 sobre el Desarrollo del Agua de las Naciones Unidas, centrado en el tema ‘Aguas residuales: el recurso no explotado’.

La investigación reveló que 147 países alcanzaron la meta de agua potable de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS), mientras 95 lograron el propósito del saneamiento y solo 77 cumplieron ambos.

‘Estas estadísticas no hacen justicia en la transmisión de los problemas de desarrollo y salud que enfrentan tantas personas o en la contextualización de lo desigual que estos servicios básicos se distribuyen en todo el mundo y dentro de las sociedades’, añadió.

Zuma, quien dio a conocer el documento en nombre del Grupo de Alto Nivel sobre el Agua (HLPW), enfatizó que en los informes de 2011 casi el 60 por ciento de los mil millones de personas extremadamente pobres del planeta vivían en solo cinco países. ‘Parece que poco ha cambiado la situación desde entonces’, subrayó el gobernante.

Dijo que este escenario ‘inaceptable empeorará, a menos que el mundo se una para crear iguales oportunidades de éxito en todos en la carrera contra el tiempo’ para asegurar el valioso recurso de vida para las generaciones actuales y futuras.

La Comisión de Población y Desarrollo de la ONU calcula que la población mundial -en cerca de siete mil 300 millones de personas-, podría llegar a nueve mil 700 millones en 2050, con más de tres mil 100 millones de residentes adicionales en las áreas urbanas.

Se prevé que el mayor aumento del número de habitantes ocurra en África, seguido por Asia. Ambos continentes están ‘entre las regiones más afectadas por los problemas de agua y saneamiento’, concluyó Zuma.

El Día Mundial del Agua tiene lugar anualmente el 22 de marzo desde 1993 bajo el auspicio de las Naciones Unidas, como una manera de tomar nota y ampliar el enfoque global en asuntos relacionados con tan esencial líquido para la vida.