Progresa diálogo en Sudán del Sur para conformar gobierno unitario

0
94

Grupos políticos progresan en las negociaciones en Sudán del Sur para conformar en este país un revitalizado gobierno transitorio de unidad nacional, valoró hoy un representante del gobierno de Sudán.

El integrante del gobernante Consejo Soberano en Sudán, Mohamed Hamdan Daglo, enviado especial de ese vecino Estado para dar seguimiento a la implementación por Juba del acuerdo de paz de 2018, manifestó que espera el mencionado ejecutivo se complete pronto.

Tales declaraciones tuvieron lugar poco después de que Hamdan Daglo sostuviera un encuentro con el presidente sursudanés, Salva Kiir, y el primer vicepresidente, Riek Machar.

Durante la reunión pedí a ambas partes que hagan las necesarias concesiones para garantizar la estabilidad y el proceso de reconciliación nacional.

Las alarmas se activaron recientemente en círculos políticos de esta nación luego que el sursudanés partido Movimiento del Pueblo de Sudán en la Oposición (SPLM-IO), que forma parte del gobierno de unidad nacional, manifestó su desacuerdo con el reparto de carteras ministeriales dentro del nuevo Ejecutivo.

Según el SPLM-IO, principal grupo opositor que lidera Machar, las desavenencias sobrevinieron luego de que el mandatario Kiir expresara su deseo de controlar ministerios decisivos para este país como Petróleo, Defensa e Interior y Finanzas.

En virtud de un acuerdo de paz alcanzado en septiembre de 2018 entre el Ejecutivo y agrupaciones opositoras, esas últimas formaciones encabezarán nueve ministerios, en tanto el gobernante Kiir retendrá 26.

De acuerdo con las autoridades sursudanesas, como parte del pacto de paz firmado hace dos años en Addis Abeba, Etiopía, mediante el diálogo las partes en conflicto deberán definir pendientes cuestiones como el número de Estados, conformación del Ejército y estructuras de seguridad.

Sudán del Sur intenta alcanzar progresos económicos y sociales, luego de sufrir desde diciembre de 2013 a 2018 una cruenta guerra, en las que estuvieron involucrados diversos actores, entre ellos las fuerzas gubernamentales y grupos armados.

Varios años de un violento conflicto en esta nación de África Oriental, desatado por causas económicas y sociales, dejaron un saldo de alrededor de 400 mil muertos, miles de heridos y desplazados, aseguran organizaciones humanitarias.