Primer superordenador en el espacio, pensado para ir a Marte

0
485

El primer superordenador que trabajará en el espacio ha sido lanzado este 14 de agosto, a bordo de una misión de aprovisionamiento de Space X con destino a la Estacion Espacial Internacional.

Según lo previsto, la misión CRS-12 partió a las 16.31 GMT a bordo de un cohete Falcon 9 de Space X desde la plataforma 39A del centro espacial Kennedy en Florida. Once minutos después, se confirmaba que la nave de carga había alcanzado la órbita de trayectoria hacia su destino.

Este superordenador, llamado Spaceborne Computer, forma parte de un experimento de un año de duración conducido por Hewlett Packard Enterprise (HPE) y la NASA para ejecutar un sistema informático comercial de alto rendimiento (COTS) en el espacio, algo que nunca antes se ha hecho. El objetivo es que el sistema funcione a la perfección en las duras condiciones de espacio durante un año, aproximadamente el tiempo que tardaría en viajar a Marte.

Muchos de los cálculos necesarios para los proyectos de investigación espacial todavía se hacen en la Tierra debido a las limitadas capacidades de computación en el espacio, lo que crea un reto al transmitir datos desde y hacia el espacio. Mientras que este enfoque funciona para la exploración espacial en la Luna o en órbita terrestre baja (LEO), cuando los astronautas pueden estar en comunicación casi en tiempo real con la Tierra, una vez que viajan más lejos y más cerca de Marte,experimentarán mayores latencias de comunicación.

Esto podría significar que llevaría hasta 20 minutos para que las comunicaciones llegaran a la Tierra y luego otros 20 minutos para que las respuestas llegaran a los astronautas. Un retraso tan largo de la comunicación haría cualquier exploración en el terreno desafiante y potencialmente peligrosa si los astronautas se encuentran con cualquier escenario crítico de misión que ellos no son capaces de resolver ellos mismos, informa Hewlett Packard en un comunicado.

Una misión a Marte requerirá sofisticados recursos informáticos a bordo que sean capaces de prolongar los períodos de actividad. Para cumplir con estos requisitos, hay que mejorar la viabilidad de la tecnología en el espacio para asegurar mejor el éxito de la misión.

«Al enviar un superordenador al espacio, HPE está dando el primer paso en esa dirección. Las fases futuras de este experimento implicarán enviar a la ISS otras nuevas tecnologías y sistemas informáticos avanzados, como Computación Impulsada por Memoria, una vez que aprendamos más acerca de cómo reacciona el ordenador espacial en el espacio», señala el comunicado.

El experimento Spaceborne Computer –agrega– no solo nos mostrará qué es lo que se necesita hacer para avanzar en la computación en el espacio, sino que también despertará descubrimientos sobre cómo mejorar la computación de alto rendimiento (HPC) en la Tierra y potencialmente tiene un efecto de ondulación en otras áreas de innovación tecnológica.

Generalmente, para que la NASA apruebe las computadoras para el espacio, el equipo necesita endurecido para soportar las condiciones en el espacio. Con este propósito, el software del sistema gestionará la regulación en tiempo real de los sistemas informáticos en función de las condiciones actuales y puede mitigar los errores inducidos por el medio ambiente. Incluso sin la robustez tradicional, el sistema todavía pasó por lo menos 146 pruebas de seguridad y certificaciones para ser aprobado por la NASA para el espacio.