Primer ministro etíope asegura compromiso con un futuro mejor

0
254
El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, aseguró el compromiso de su gobierno en la búsqueda de un futuro mejor, se conoció hoy en esta capital.

Ahmed hizo las declaraciones al dirigirse a unas 25 mil personas, entre los que habían miembros de la sociedad civil y de la comunidad diplomática.

Pidió a los participantes, incluidos funcionarios de gobiernos federales y regionales, líderes religiosos, representantes de mujeres y jóvenes, académicos y expertos de diversas disciplinas, que trabajen estrechamente para construir la paz y la democracia, para garantizar el buen gobierno y la rendición de cuentas de los funcionarios públicos.

El jefe de Gobierno llegó al poder en medio de las preocupaciones por el deterioro de la estabilidad nacional, enfrentamientos étnicos recurrentes y violentas manifestaciones antigubernamentales en diferentes partes del país.

Así, el llamado a una unidad más fuerte comenzó la semana pasada como parte de su primer viaje oficial fuera de la capital, al estado regional somalí oriental, cuyo principal objetivo fue resolver choques comunales que cobraron la vida de cientos de etíopes y provocaron el desplazamiento de miles de personas.

El origen de las tensiones radicó en devenencias sobre la delineación de fronteras entre dos de los estados más grandes de esta nación del Cuerno africano, Oromia y la región somalí, pero, según expertos, ello fue aprovechado por la oposición para alentar disturbios contra el gobierno.

Costantinos Bt. Costantinos, profesor de políticas públicas en la Universidad de Addis Abeba, indicó que el problema de las protestas juveniles es otro desafío para Etiopía ‘que tiene el potencial de convertirse en un conflicto más amplio’.

En ese sentido, Costantinos elogió a Ahmed por dar el debido énfasis a las nuevas generaciones cuando se dirigió a una gran reunión en Ambo, una ciudad de Oromia, donde estuvo como parte del periplo por la nación.

Según los expertos, ese viaje a Ambo, hervidero de protestas masivas contra las autoridades en los últimos años, estaba principalmente dirigido a asegurar a la juventud local sus compromisos.

‘Ahora estamos en el camino del cambio y el amor. Queremos trabajar mano a mano con ustedes’, refirió el primer ministro.

También ofreció una cena de recepción para los líderes de la oposición del país, en la cual prometió trabajar juntos para mejorar las condiciones socioeconómicas.

Puntualizó que construir un país ‘donde se toleren diferentes opiniones políticas, se garantice la igualdad y se garantice la responsabilidad’ es su principal objetivo.

El primer discurso como primer ministro ante la cámara baja del parlamento etíope, el 2 de abril, fue recibido con éxtasis por el público en general y los críticos.

Ahmed, presidente del gobernante Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope, aseguró garantizar la unidad y la igualdad entre la población en escenarios socioeconómicos y políticos.

‘Ahora es el momento de mirar hacia atrás y hacer las paces con el pasado, evaluar nuestra postura actual y proyectarse hacia el futuro’, subrayó el premier.