Primer ministro de la India inicia visita oficial a Sudáfrica

0
503

El primer ministro de la India, Narendra Modi, iniciará una visita oficial hasta el sábado a Sudáfrica por invitación del presidente, Jacob Zuma.

Según aspectos del programa anticipados aquí, las conversaciones entre ambos dignatarios tendrán lugar mañana y se centrarán en el fortalecimiento de las relaciones bilaterales, así como en otros temas de interés mutuo.

Nueva Delhi y Pretoria desarrollan fuertes nexos históricos que se han formalizado a través de diversos mecanismos bilaterales y multilaterales.

Narendra ModiLos dos comparten su pertenencia a asociaciones como el grupo Brics (junto con Brasil, Rusia y China) y el G-20, así como al Movimiento de Países No Alineados (NOAL) y al Grupo de los 77 + China, entre otros.

La canciller Maite Nkoana-Mashabane dijo el lunes a la prensa que los vínculos con la India y distintas naciones en desarrollo constituyen un elemento clave de los esfuerzos de Sudáfrica por consolidar las relaciones Sur-Sur.

También recordó que «la primera visita de un jefe de Estado sudafricano a la India tuvo lugar en 1997 cuando el presidente Nelson Mandela sentó las bases de la asociación estratégica entre los dos países».

La última reunión de la Comisión Ministerial Conjunta celebrada en Durban en 2015, delineó un marco quinquenal de cooperación India-Sudáfrica en el que destacan cinco prioridades inmediatas, entre ellas en el campo de la extracción de minerales y la infraestructura.

A juicio de la parte sudafricana, si bien el comercio aumentó de forma constante durante los últimos años, existe un margen considerable para crecer aún más, enfatizando en la exportación de valor añadido y productos manufacturados, y en el sector de los servicios.

Alrededor de 100 empresas de la India han invertido en Sudáfrica, y lo mismo hicieron a la inversa algunas de las principales compañías locales.

De acuerdo con los pronósticos, la economía del territorio surasiático pasará de un 7,5 por ciento en 2016 al 7,7 por ciento, en 2017, consolidándose como la de más rápido crecimiento a nivel global.

Con sus más de mil 240 millones de habitantes, es el segundo país del mundo en cuanto a población, después de China (con más de mil 300 millones).