Presidente Zuma habla de progresos y desafíos de mujeres sudafricanas

0
713
El presidente sudafricano, Jacob Zuma, habló de los progresos y desafíos que aún enfrentan las mujeres en este país, y aseguró que ellas son las principales beneficiadas de los programas del gobierno destinados a luchar contra la pobreza.

En un discurso durante el acto central por el Día de la Mujer celebrado en la provincia de Cabo Septentrional, el mandatario dijo que durante los 23 años de gobierno del Congreso Nacional Africano (ANC) se han extendido cada año a más comunidades servicios de agua, electricidad, vivienda, caminos y acceso a la educación y la salud pública.

Como parte de la promoción de una transformación radical socio-económica, el gobierno también continuará priorizando el acceso de la mujer a oportunidades, en particular a través del financiamiento de negocios y créditos para pequeñas empresas y cooperativas.

Entre los logros recientes de la mujer en Sudáfrica, Zuma citó el nombramiento de la primera mujer presidenta de la Corte Suprema de Apelaciones, la jueza Mandisa Maya.

Sin embargo, el jefe de Estado apuntó que mientras avanza la participación femenina en el sector estatal, se mantiene una continuada exclusión, tanto mujeres como de africanos, de posiciones de importancia en el sector privado.

Dijo que el reporte anual 2016-17 de la Comisión para el Empleo Igualitario mostró un panorama sombrío al referirse a transformaciones. Mientras los blancos ocupan el 68 por ciento de las posiciones de alto nivel administrativo y el 58 por ciento de las gerencias, las mujeres continúan por debajo del 22 y 33 por ciento respectivamente, agregó.

Mención aparte tuvo Zuma para hablar de lo que llamo el serio problema de violencia y abusos contra mujeres y niñas y recordó que recientemente el país ha sido testigo del asesinato de mujeres a manos de personas conocidas y también de desconocidos, ‘incidentes que han causado gran dolor y aflicción en el país’.

El presidente subrayó que los delitos contra las mujeres tienen formas diversas; física, sexual, económica, sicológica y emocional, y apuntó que todas ellas representan violaciones de los derechos humanos y la dignidad.

Estos delitos, agregó, incluyen ofensas sexuales, tráfico humano, violencia doméstica y la victimización de ancianas que son acusadas de brujería.

Zuma expresó que la policía indica que el mayor problema para enfrentar estos delitos es que usualmente suceden a puertas cerradas y en áreas aisladas muy difíciles para los agentes del orden.

En este discurso, el Presidente rindió homenaje a las 20 mil mujeres que en 1956 marcharon por las calles de Pretoria hasta la sede del gobierno para reclamar sus derechos y denunciar la introducción de un sistema de pases para la población negra, en cuya memoria se estableció el Día de la Mujer.

Rendimos tributo especial a aquellas desinteresadas luchadoras por la independencia por su tenacidad y visión, dijo.

Zuma honró también a otras muchas mujeres que indefensas y sin armas desafiaron la brutalidad de sucesivos regímenes opresivos para asegurar que las generaciones futuras pudieran vivir en una Sudáfrica libre.