Presidente sudanés declina asistir a cimera islamo-estadounidense

0
471
Horas después de confirmar su asistencia a la cumbre musulmana-estadounidense, el presidente sudanés, Omar al Bachir, declinó hoy asistir al cónclave, en el que estará el mandatario estadounidense, Donald Trump.

Al Bachir se abstendrá de participar ‘por razones especiales’, expresa la declaración oficial circulada aquí, la cual especifica que el jefe de Estado se ‘disculpó con su hermano el custodio de las dos mezquitas sagradas, el rey Salman bin Abdul Aziz’.

La víspera, fuentes oficiales sudanesas anunciaron que el mandatario estaría presente en la reunión cimera a la que está programado que asistan alrededor de medio centenar de delegaciones de países musulmanes, de ellos 37 jefes de Estado y seis primeros ministros, acorde con anuncios de los organizadores.

Sin embargo, la decisión no implica que Jartum, estará ausente del cónclave, pues enviará una delegación encabezada por el jefe de la Oficina Presidencial Taha Hussein, afirman trascendidos de medios oficiales, que eluden mencionar si de todas formas tendrá lugar el encuentro que tenían en agenda los presidentes Trump y al Bachir.

Sobre el mandatario sudanés pesan acusaciones de ordenar crímenes de lesa humanidad durante la guerra por el conflicto en la región de Darfur (Hogar de los fur, en árabe) entre la población local y la milicia Janjawuid, en el que se calcula han muerto unas 400 mil personas y provocado el éxodo de más de un millón.

Entre las versiones que circulan en medios diplomáticos, la predominante es que dadas esas circunstancias, Estados Unidos consideró improcedente un encuentro entre ambos presidentes.

La versión cobra fuerza debido a un comunicado emitido días atrás por la embajada estadounidense en la capital saudita, el cual afirmó que ‘nos oponemos a las invitaciones, facilitación o apoyo a cualesquiera personas sujetas a órdenes de arresto (emitidas) por la Corte Criminal Internacional, incluido el presidente Bachir’.

La escala saudita de Trump es parte de un periplo que lo llevará también a Israel y a la Cisjordania, etapas en las cuales tiene señalados encuentros con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu; y el presidente palestino, Mahmoud Abbas, quien visitó Washington días atrás.