Presidente sudafricano preocupado por impacto alza combustibles

0
261
El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, expresó preocupación por el impacto del aumento del precio de los combustibles en la población y anunció que pidió a sus ministros en un plazo de dos semanas sugerir medidas para aliviar esa carga, se informó hoy.

En sus pronunciamientos a su regreso ayer de una gira por Nigeria, Arabia Saudita y Emiratos Árabes, el mandatario aclaró sim embargo que las opciones del gobierno son limitadas. ‘Sabemos que el asunto es urgente y quiero que sea atendido lo antes posible, sin elevar las expectativas de los ciudadanos’, señaló.

Esas acciones darían respuesta a la actual situación de precios en el país, que combina altos costos del petróleo en el mercado internacional con el aumento desde abril de los impuestos en uno por ciento, lo cual ocasionó protestas de aliados del gobierno del Congreso Nacional Africano (ANC).

Tanto el Congreso de los Sindicatos de Sudáfrica, como el Partido Comunista -que integran la Alianza- junto a otras organizaciones políticas han censurado el impacto en la ciudadanía de estos incrementos, en particular entre los más pobres, y sugirieron a las autoridades incrementar las reservas de petróleo y considerar reducir o congelar los impuestos sobre los combustibles.

Medios de prensa comentan que durante su gira por esos tres países petroleros y particularmente en Arabia Saudita, que exporta el 47 por ciento de los combustibles que requiere Sudáfrica, Ramaphosa pidió que incrementen sus producciones para disminuir los precios de venta.

Los costos de combustibles en esta nación de África Austral llegaron en julio al récord de 16 rands (1,20 dólares) por litro debido a la combinación del debilitamiento de la moneada nacional, el alto costo del petróleo y el incremento de los impuestos.

Analistas señalan en ese sentido que mientras hace un año el barril de petróleo se cotizaba a 47 dólares, ayer ascendía a 75.33 dólares.

En sus declaraciones a la prensa, el Presidente de Sudáfrica se refirió a los compromisos de inversiones por parte de Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, de 10 mil millones de dólares respectivamente, lo cual ayudaría a alcanzar la meta de 100 mil millones de dólares en un lustro para respaldar sus planes de desarrollo económico, más empleos y reducción de la pobreza.

Ramaphosa aseguró que ambos Estados árabes están seriamente interesados en invertir en Sudáfrica y precisó que en el caso de Arabia Saudita esos recursos estarán destinados a la construcción de una refinería y la producción de petroquímicos.

No estamos jugando, se trata de desarrollar nuestra economía, añadió el jefe de Estado y Gobierno, quien recordó que el octubre se celebrará en Sudáfrica una importante cumbre sobre inversiones.