Presidente sudafricano aborda temas claves socio-económicos

0
270
El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, abordó temas clave vinculados a la economía, la reforma agraria y los planes de su gobierno para aliviar los impuestos y los altos precios que afectan a la población.
En una sesión del parlamento denominada Preguntas para Respuestas Orales, el mandatario habló de las intenciones de liberar con rapidez tierras pertenecientes al Estado y otras que no están ocupadas en zonas urbanas para que la población que reside en áreas apartadas pueda reubicarse en lugares que cuenten con servicios y ofrezcan mejores condiciones.

Este movimiento forma parte del proyecto de confiscar tierras sin compensaciones para ser redistribuidas a los más desposeídos, un paso que requiere de cambios en el capítulo 25 de la Constitución, que ya realiza una comisión especializada del legislativo.

Explicó que una reunión del Consejo de Ministros celebrada a principios de mes decidió comenzar este proceso con zonas bajo control estatal, que pertenecen a empresas o a gobiernos locales, que dijo controlan gran cantidad de hectáreas en zonas urbanas.

Sobre este tema de planificación del espacio urbano, Ramaphosa señaló que la organización diseñada por el régimen del apartheid tiene un impacto directo en el ingreso de los pobres, ya que estadísticas oficiales indican que dos tercios de las familias de más bajos ingresos destinan el 25 por ciento de sus finanzas a la transportación pública.

La distribución urbana del apartheid concibió áreas alejadas de los centros urbanos para ser habitadas por los pobres, mayoritariamente negros y mestizos.

Al responder una pregunta del opositor partido Alianza Democrática, el gobernante admitió que la tasa de desempleo es alta (27,2 por ciento), aunque recordó que en el país trabajan 16,3 millones de personas y que el Gobierno del Congreso Nacional Africano que él encabeza ha duplicado en 25 años la cantidad de personas con empleos.

Las intervenciones del Gobierno, agregó, han mejorado la habilidad de los jóvenes de entrar en el mercado laboral.

Anunció que en breve el gabinete anunciará los detalles de un paquete de estímulo para impulsar la economía, que priorizará fondos para iniciativas que promuevan empleos y favorezcan las economías locales.

Esperamos que otros (en referencia a los partidos opositores) desempeñen su papel y presenten propuestas eficaces que promuevan nuevos puestos de trabajo, expresó luego de señalar que otra vía esencial para ese fin es el incremento de las inversiones en la economía.

No solo buscamos inversiones directas extranjeras sino fundamentalmente de empresas locales, dijo el presidente, quien señaló que un número de compañías e inversionistas sudafricanos se han acercado al gobierno para expresar su deseo de colaborar.

Aseveró el deseo de las autoridades de promover negociantes negros y centrar la economía en pequeñas y medianas empresas, una práctica que recordó ha tenido gran éxito en Alemania.