Presidente keniano aprobará nueva ley de delitos cibernéticos

0
57
El presidente de Kenya, Uhuru Kenyatta, aprobará mañana una nueva ley de delitos cibernéticos, asegura el diario The Star.

Según la publicación, la nueva legislación impone multas de hasta cinco millones de chelines (unos 49 mil 845 dólares) por difundir información falsa electrónicamente.

El mes pasado el parlamento keniano aprobó el proyecto de Computación y Delitos Cibernéticos, a pesar de las protestas de los medios de comunicación de que podría ser objeto de abuso para reprimir la libertad de prensa.

La nueva reglamentación estipula penas severas contra el espionaje cibernético, las publicaciones falsas, la pornografía infantil, la falsificación de computadoras, el acecho cibernético y el acoso cibernético.

Una vez que Kenyatta firme el proyecto de ley, compartir noticias falsas y propagar discursos de odio atraerá la mencionada multa o una sentencia de prisión de dos años, o ambas cosas, indica el periódico.

En tanto, compartir pornografía a través de varios medios electrónicos atraerá una multa máxima de 300 mil chelines (unos tres mil dólares) o 30 años en prisión, o ambas.

Asimismo, el ciberterrorismo, de acuerdo con el proyecto de ley, conlleva también un máximo de cinco millones de chelines en multas o 10 años en prisión.

The Star recordó que el período antes de las elecciones de 2017 se vio infiltrado con noticias falsas difundidas principalmente a través de las redes sociales y las aplicaciones de mensajería.

En cuanto a la ciberdelincuencia, la firma de servicios Serianu publicó el pasado mes su informe anual, según el cual Kenya perdió 21 mil 200 millones de chelines (casi 211 millones 347 mil 800 dólares) como resultado de la actividad de los ciberdelincuentes.

Esto representó un aumento con respecto a los años anteriores, pues en 2017 se reportaron pérdidas por 17 mil 700 millones durante 2016 y de 15 mil millones en 2015.

La nueva ley estipula que los piratas informáticos también podrán recibir una multa de 10 millones de chelines (casi 100 mil dólares) o 10 años en la cárcel si obtienen acceso ilegalmente a una red pública o privada.

Luego que Kenyatta rubrique el proyecto, quedaría pendiente solamente de su ratificación en el parlamento.