Presidente de Tanzania amenaza con mediación de soldados ante crisis

0
303
El presidente de Tanzania, John Magufuli, amenazó con emplear a fuerzas castrenses como mediadoras para resolver la llamada crisis del anacardo (marañón), sobre cuya venta de semillas o nueces acusó a los comerciantes de estafar a los agricultores.
El jefe de Estado, que despidió antes a los ministros de agricultura y comercio, impuso como fecha límite mañana para que los empresarios ofrezcan a los cultivadores un precio justo por ese rubro, en cuya producción mundial Tanzania ocupa uno de los primeros lugares.

Magufuli advirtió que, de no cumplirse esa demanda, desplegará soldados en docenas de camiones militares para recolectar toda la cosecha del anacardo, importante fuente de divisas para Tanzania, que figura entre los principales cultivadores junto a la India, Vietnam, Costa de Marfil, Guinea Bissau, Tanzania, Benin y Brasil.

Los agricultores locales se niegan desde hace varias semanas a vender sus cosechas por las exiguas ofertas de los comerciantes privados, por lo cual el gobierno acusa a

estos últimos de robar a miles de agricultores y les ordenó aumentar sus ofertas de precios.

Las autoridades dijeron que con esa medida aseguran que miles de agricultores obtengan un precio justo y el país no pierda los vitales ingresos por las exportaciones, pero alertaron que si no obtienen resultados favorables tomarán la decisión de comprar las producciones de la nuez.

Tanzania ya sufrió otras crisis similares por la comercialización de ese producto como la de 2013, cuando cultivadores y otros manifestantes salieron a la calle en el sur del país e incendiaron unas 20 propiedades.

El Anacardium occidentale (también conocido como cajú, anacardo, castaña de cajú, marañón, cajuil, caguil o merey) es un árbol originario del nordeste de Brasil y muchos de sus componentes son utilizados en la elaboración de dulces, cosméticos y medicamentos.

Más de 2,5 millones de agricultores africanos cultivan alrededor del 57 por ciento de ese alimento en el planeta, mientras que este continente es el mayor productor mundial con un rendimiento de más de 1,6 millones de toneladas de la semilla cruda en un año.

El anacardo, fuente de salud por su alto índice en proteínas, vitaminas y minerales, integra junto al pistacho el dúo de frutos secos con menor contenido de grasas, y las que conserva son insaturadas en un 80 por ciento, lo que ayuda a mantener niveles saludables de colesterol.