Presidente de Guinea Bissau afirma que se siente incomprendido

0
423

jose-m-vaz-bissauEl presidente de Guinea Bissau, José Mario Vaz, afirmó que se siente incomprendido, pero percibe aspectos positivos en la crisis política que afecta al país.

«Todos los esfuerzos y sacrificios son pocos cuando la tarea es engrandecer a nuestra patria. Aunque a veces incomprendido, es en esta tarea en la que estoy empeñado», dijo Vaz al hablar en la sesión conmemorativa de la Asamblea Nacional por el aniversario 42 de la independencia de Guinea Bissau.

Argumentó que la «situación política reveló aspectos positivos de nuestra aprendizaje de la democracia y permitió a Guinea Bissau dar un salto cualitativo a nivel de indicadores que rigen las sociedades modernas».

Pese a la tensión social vivida y la exaltación de espíritus, en ningún momento fueron señaladas violaciones de los derechos humanos o de «libertad de expresión y prensa, no obstante a todos los excesos verificados», señaló.

Respecto a un reciente fallo del Tribunal Supremo de Justicia que rechazó un decreto presidencial, el gobernante consideró que el Poder Judicial «salió valorizado y fortalece su autoridad como pilar del Estado de derecho democrático, independientemente de su decisión».

Vaz dimitió el 12 de agosto al primer ministro Domingos Simões Pereira, ambos electos por el Partido Africano de la Independencia de Guiné y Cabo Verde (Paigc) en el 2014, al argumentar incompatibilidades entre los dos.

Haciendo oídos sordos a las demandas del Paigc, el presidente designó entonces como nuevo jefe de gobierno a Baciro Djá (también miembro de esa organización política) y a su respectiva administración.

Sin embargo el Supremo ordenó anular su decreto, al considerar inconstitucional el nombramiento.

En ese contexto, el Paigc propuso al veterano político Carlos Correia como primer ministro, cargo que ocupó en tres anteriores ocasiones (entre 1991 y 1994, en 1997-1998 y en 2008-2009), y el pasado día 17 Vaz lo nombra.

Escueto en palabras, Correia, de 81 años y formado como ingeniero agrónomo en la antigua República Democrática Alemana, reconoció que enfrentará un duro reto en el puesto por la complicada situación que vive la nación.