Preparan en Guinea Bissau ceremonia interreligiosa por la paz

0
1005
Las distintas confesiones religiosas de Guinea Bissau efectuarán una ceremonia conjunta para orar por la paz en medio de la crisis política que enfrenta al Ejecutivo con el partido gobernante.

De acuerdo con los organizadores, la acción se realizará este jueves en el capitalino estadio Lino Correia y reunirá a líderes de los Consejos Nacionales Evangélico e Islámico, la iglesia Adventista del Séptimo Día, la iglesia Católica, la misión Bautista, la Unión de los Imanes de Guinea Bissau y la Iglesia Universal del Reino de Dios.

Habrá un momento de espiritualidad para cada confesión y una meditación conjunta final, seguido de la actuación del músico Binham.

Las diferencias desde el año pasado entre el presidente José Mario Vaz y el Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde crearon una profunda crisis de ingobernabilidad que amenaza con romper la tranquilidad del país desde su independencia de Portugal, en septiembre de 1973.

Entretanto, una misión de evaluación de las necesidades electorales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) visita esta semana el país en aras de apoyar a la Comisión Nacional de Elecciones en los preparativos de la próxima justa.

El grupo evaluará el entorno político y electoral, encuadramiento legal e institucional que regula el proceso electoral y la capacidad y necesidades de las distintas elecciones. Después hará recomendaciones acerca de la asistencia que debe brindar la ONU en el proceso.

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) exhortó a las partes en conflicto aplicar el acuerdo de Conacry (septiembre de 2016) o de lo contrario recomendará la aplicación de sanciones.

El pacto de seis puntos busca una salida negociada a la crisis institucional en el país entre el ejecutivo, los cinco partidos con representación parlamentaria, con el apoyo de la Cedeao y de varios gobiernos regionales, especialmente el presidente de Guinea Alpha Condé.

En medio de la situación, el mandatario Vaz denunció el fin de semana en Farim, en el norte del país, la existencia de un plan para asesinarlo.

Dijo que los autores, que no identificó, trataron de inducir a los militares para dar el golpe ‘solo porque quiero cambiar el país y hacer de mí el mejor presidente que ha tenido’.