Preocupación po la escalada de violencia en Libia

0
493
La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos manifestó hoy preocupación por el impacto en la población civil de los combates de las últimas dos semanas en la llamada media luna petrolera de Libia.

Desde el comienzo de las hostilidades en la región del oriente libio, el 3 de marzo, hemos recibido numerosos reportes de serias violaciones y abusos de las leyes internacionales humanitarias y de los derechos humanos por las partes en conflicto, declaró a la prensa la vocera Ravina Shamdasani.

Según la portavoz, fuentes creíbles señalan en sus informes ejecuciones sumarias, toma de rehenes, detenciones arbitrarias, torturas y redadas en casas, sobre todo en las localidades de Ajdabiya, Bengasi, Brega y Beishir.

Los principales grupos que combaten por el control de la zona petrolera son el Ejército Nacional Libio (ENL) y la Brigada de Defensa de Bengasi (BDB), precisó.

De acuerdo con Shamdasani, entre las acusaciones de crímenes está la ejecución extrajudicial de dos efectivos del ENL en Ras Lanuf, que fue seguida por amplias redadas en viviendas para identificar a seguidores o miembros de la BDB, con más 100 hombres y niños detenidos e incomunicados, algunos de ellos sometidos a torturas y amenazas.

Seguimos con alarma los choques armados y los bombardeos del Ejército, que pudieran escalar en los próximos días, incrementando las violaciones de los derechos humanos de los civiles, advirtió.

Naciones Unidas llamó a las partes enfrentadas en la estratégica media luna petrolera, donde se concentra la principal infraestructura libia para la producción de crudo, a respetar las leyes internacionales y a garantizar la protección de la población.

Pese al acuerdo de paz de Skhirat, logrado en 2015 para formar un gobierno de unidad, el país norafricano sigue sumido en la inestabilidad y la violencia, un escenario presente desde 2011, cuando una intervención militar de la OTAN ayudó a derrocar a Muammar Gadafi.