Preocupa serie de asesinatos de figuras políticas en Mozambique

0
395
urlLa Policía Nacional manifiesta hoy preocupación por los recientes asesinatos de miembros del gubernamental Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo) y de Renamo, principal fuerza opositora.

Los crímenes alarman a la Policía que se encuentra en el terreno para investigar las muertes, dijo a la prensa el portavoz del cuerpo del orden, Inácio Dina.

Reveló que agentes policiales neutralizaron y desarticularon a varias bandas involucradas en los hechos de sangre.

Medios periodísticos recuerdan que en la madrugada del sábado, hombres armados raptaron a tres secretarios cercanos a Frelimo, en la región de Mutua, distrito de Dondo, central provincia de Sofala, donde dispararon contra los mismos. Dos murieron en el lugar y uno sobrevivió.

En las primaras horas del domingo, el jefe de la bancada parlamentaria de Renamo en Sofala, Jumas Ramo, fue baleado próximo a su establecimiento comercial en el Barrio de las Palmeras, ciudad de Beira (Sofala), por individuos desconocidos.

La policía confirmó que uno de los sospechosos de la muerte del procurador Marcelino Vilanculos, detenido en Maputo, huyó y están en curso diligencias para capturarlo.

A inicios de octubre conmovió al país el crimen del exdiputado Jeremias Pondeca, uno de los miembros de Renamo en las negociaciones de paz que mantiene con el Gobierno.

Según Antonio Muchanga, vocero de la organización opositora, Pondeca salió en la madrugada del 8 de octubre con destino a la capitalina playa de la Costa del Sol, para hacer sus habituales ejercicios matinales, pero nunca regresó a su hogar.

La familia preocupada contactó con las autoridades y en el Hospital General de Maputo apareció su cuerpo sin vida con varios disparos de bala. Por el momento se desconocen los autores del crimen.

Pese al hecho de sangre, la Resistencia anunció que no abandonará las negociaciones de paz con el Gobierno.

Tales conversaciones transcurren en medio de enfrentamientos entre fuerzas de defensa y seguridad y armados opositores, principalmente en la zona central del país.

Luego de alcanzar una tregua en septiembre de 2014, Renamo aceptó concurrir a las elecciones de octubre de ese año, pero retomó las armas al desconocer el triunfo de Frelimo.

Después de la independencia, Frelimo y Renamo se enfrentaron en una guerra civil.

Ambas organizaciones firmaron hace 24 años el acuerdo de Roma, que puso fin a las hostilidades y desde entonces el Frente gobierna esta nación, bajo acusaciones mutuas de secuestros y asesinatos de militantes.