Preocupa la situación de migrantes detenidos en Libia

0
555
Naciones Unidas manifestó preocupación por las denuncias de violaciones de los derechos humanos y los abusos cometidos contra migrantes detenidos en Libia, usado de tránsito hacia Europa a través del mar Mediterráneo.

La Misión de Apoyo de la ONU a Libia (Unsmil), citada aquí por el portavoz de la organización Stephane Dujarric, advirtió que la ruptura de la justicia imperante en la nación norafricana mantiene en la impunidad los maltratos a los migrantes.

En ese sentido, instó a las autoridades libias a buscar alternativas a la detención de las personas que intentan llegar a Europa para escapar de conflictos y del impacto del cambio climático, que agrava fenómenos recurrentes como la sequía.

De acuerdo con Dujarric, la Unsmil hace gestiones para mejorar las condiciones de los centros dedicados al encierro de esos seres humanos, en espera de que se resuelva la situación.

Cientos de personas llegan a diario a Libia procedentes de Siria, Iraq, Afganistán y otros países afectados por la violencia, con el objetivo de seguir su viaje por el mar Mediterráneo hacia Italia y Grecia, por ese orden.

Además de la detención en el punto intermedio de su ruta, los migrantes enfrentan la amenaza de las redes de tráfico humano y el peligro real de muerte por ahogamiento, suerte corrida por miles de ellos en los últimos dos años.

Hace dos días, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) demandó acciones concretas para garantizar la seguridad de los niños migrantes, después de que cientos perdieran la vida durante 2016 en la ruta del mar Mediterráneo.

Según la agencia, al menos una de cada 40 personas muere en el intento de llegar a Europa por esta vía.

En un reporte divulgado el martes, Unicef propuso extremar la protección de los menores de edad que viajen solos, poner fin a la detención de niños, mantener a las familias unidas y hacer todo lo posible para que los pequeños no dejen la educación y accedan a la salud.