El Polisario insta a la ONU a interceder ante Marruecos por la libertad de los condenados por Gdeim Izik

0
517

El Frente Polisario ha pedido a la ONU que interceda ante las autoridades marroquíes para lograr la liberación «inmediata e incondicional» de los 23 activistas saharauis condenados por la muerte de once miembros de las fuerzas de seguridad durante el violento desmantelamiento en 2010 del campamento de protesta de Gdeim Izik, cerca de El Aaiún.

El presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali, ha remitido una carta al secretario general de la ONU, António Guterres, en la que denuncia las «injustas e infames» sentencias contra los activistas saharauis, condenados a penas que van de entre dos años de cárcel a cadena perpetua el pasado 19 de julio.

Estas condenas son «otra demostración de las intenciones de Marruecos de continuar su política de abusos contra los Derechos Humanos sin la presencia de testigos, lo que subraya la necesidad urgente de establecer un mecanismo de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental para supervisa la situación de los Derechos Humanos en el territorio», afirma Ghali en la misiva, recogida por la agencia de noticias saharaui SPS.

La carta subraya que las sentencias se basan en acusaciones falsas y preparadas en las comisarías marroquíes, donde los detenidos eran sometidos a «todo tipo de tortura». Además, subraya que los tribunales marroquíes no tienen jurisdicción sobre las cuestiones relacionadas con el Sáhara Occidental.

Por todo ello, Ghali exige la liberación de los «presos políticos» de Gdeim Izik y de «todos los presos políticos saharauis retenidos ilegalmente en las cárceles marroquíes».

Cientos de saharauis acamparon a las afueras de El Aaiún en 2010 para denunciar su situación social y económica en lo que muchos consideran el inicio de la Primavera Árabe. Sin embargo, las autoridades marroquíes disolvieron la protesta, que vincularon con el independentismo saharaui, y detuvieron a numerosos activistas saharauis, incluidos los 23 ahora condenados.