Policías egipcios chocan con universitarios en dos ciudades

0
382

EgiptoAgentes antimotines egipcios dispararon gases lacrimógenos contra una manifestación de alumnos de la universidad de Al Azhar, la más renombrada del Islam sunita, y de la de Minya, en el centro.

Por lo menos cuatro estudiantes de Minya fueron arrestados y les fueron ocupados cócteles Molotov y octavillas con exhortaciones a combatir al Ejército y la Policía, según fuentes oficiales.

La Policía arremetió contra estudiantes que trataron de bloquear la carretera que une esta capital con la ciudad meridional de Aswan, según el jefe de los servicios de seguridad en la zona, Hisham Nasser, quien dijo que un estudiante y un policía resultaron heridos en los combates callejeros.

En Al Azhar, los manifestantes fueron enfrentados por agentes antidisturbios que estaban en alerta desde temprano por informaciones de que alumnos islamistas de ese centro de estudios y de la universidad de Ain Shams programaban una manifestación hacia la sede del Ministerio de Defensa.

La movilización fue decretada para protestar contra la realización adelantada de los exámenes de fin de curso e impugnar la candidatura presidencial del exministro de Defensa Abdel Fattah El Sisi, considerado el favorito para ganar los comicios, programados para fines de mayo próximo.

Los estudiantes universitarios islamistas han devenido los impulsores de las más violentas protestas contra el Gobierno interino instalado tras la deposición por el Ejército el pasado 3 de julio del presidente islamista Mohamed Morsi en medio de manifestaciones nacionales en su contra.

La realización adelantada de los exámenes fue decidida por las direcciones universitarias debido a las constantes manifestaciones, aunque no se descarta que, también, obedezcan a la necesidad de crear un clima estable para las elecciones presidenciales.

En un hecho separado, un portavoz militar aseguró hoy que personal de las fuerzas especiales que viajaban en un ómnibus por la península de Sinaí repelieron un ataque de desconocidos armados, que se retiraron sin sufrir bajas.

Los militares combatieron a los atacantes si sufrir bajas, pero un civil que transitaba por la escena de la emboscada, en la ciudad de El Arish, resultó herido y tuvo que ser internado en un hospital.