Un policía viola a un negro con su porra durante una identificación

0
813

Un policía francés ha sido acusado de violación después de que un joven resultara gravemente herido por golpes de porra durante una operación policial para identificar sospechosos de tráfico de drogas en las afueras de París.

Además de este agente, otros tres policías están siendo investigados por la violenta agresión en grupo. En total, cuatro agentes de policía han sido suspendidos de sus funciones este domingo en relación con el grave incidente.

El joven ha quedado gravemente herido en la zona rectal, ha tenido que ser operado y este lunes seguía hospitalizado

La brutal agresión tuvo lugar el jueves por la noche, cuando se desplegó un dispositivo policial para identificar a una docena de personas sospechosas de participar en puntos de venta de drogas en la localidad de Aulnay-sous-Bois, en el departamento situado al norte de París de Seine-Saint-Denis.

Durante la operación de identificación, un joven de 22 años trató de resistirse y un grupo de agentes le golpeó con sus porras.

La escena fue captada por una cámara de vídeovigilancia de la policía municipal, que registró cómo un policía “dio un golpe horizontal con la porra en las nalgas” del joven, después de que sus “pantalones cayeran por sí solos”, según fuentes próximas a la investigación.

El joven ha denunciado que uno de los policías le introdujo la porra policial por el ano. El joven ha quedado gravemente herido en la zona rectal, ha tenido que ser operado y este lunes seguía hospitalizado.

Este sábado y domingo se han producido importantes incidentes en la localidad, de 3.000 habitantes y conformada por una diversa mezcla de población multiétnica. Durante los disturbios en Aulnay-sous-Bois varios coches de policía acabaron en llamas y se lanzaron bengalas hechas a mano.

Una vecina de la localidad ha explicado que la agresión “es muy impactante, nunca habíamos visto algo así en Aulnay; Theo [el joven agredido] es un ciudadano francés implicado en la vida del barrio, son una familia ejemplar”.

El presidente del departamento de Seleine-Saint-Denis, el socialista Stéphane Troussel , ha asegurado que “las circunstancias de este suceso hacen que nos planteemos muchas preguntas”. “Hay miles de policías que hacen su trabajo correctamente (…), pero todavía hay demasiadas identificaciones que se convierten en una pesadilla para algunos jóvenes. Queda mal la imagen de la República y es urgente frenar esto”.