Policía mozambiqueña a captura de militares de partido opositor

0
391

Policía mozambiquenaLa policía de la central provincia mozambiqueña de Sofala tiene una orden judicial para capturar a seis militares del principal partido opositor, Renamo, acusados de invasión, rapto y tortura de miembros de la gobernante organización Frelimo.

También establece la detención del delegado político distrital de la Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo), Joaquim Trinta, en Nhamatanda.

El oficial de prensa del cuerpo policial en Sofala, Sididi Paulo, informó que el tribunal emitió el mandato de captura contra los incriminados por el uso de arma de guerra (AK47), con la cual balearon a un secretario de barrio del Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo) y a su hijo, además de irrumpir en una casa para raptar al propietario.

La Policía anunció en enero el inicio de una investigación para comprobar la denuncia del Frelimo en la provincia de Beira, que inculpaba a Renamo de secuestrar e intimidar a sus dirigentes.

En la ocasión la Resistencia acusó al Frente de aprisionar y ejecutar a sus militantes en distritos de las regiones de Manica y Sofala.

El líder del partido opositor, Afonso Dhlakama, reitera que a partir de marzo su movimiento gobernará, a través de manifestaciones, en seis provincias del centro y norte de Mozambique.

Dhlakama rechaza además una posible reunión con el presidente Filipe Nyussi para resolver la actual crisis política y acusa al gobernante y al Frelimo de excluir todas las iniciativas encaminadas a encontrar una manera de salir del callejón sin salida.

Actualmente la tensión política domina el país por la animosidad de la Resistencia en reconocer los resultados de las últimas elecciones generales (octubre de 2014) y su requerimiento de gobernar en seis provincias, donde reclaman una victoria en las urnas.

Frelimo y Renamo se enfrentaron en una guerra civil, después de la independencia (25 de junio de 1975), que duró años.

Las dos organizaciones firmaron en 1992 el Acuerdo de Paz de Roma que puso punto final a las hostilidades y, desde entonces, el Frente gobierna esta nación.