Policía angoleña detiene ocho personas envueltas en fraude millonario

0
260
El Servicio de Investigación Criminal (SIC, policía técnica angoleña) detuvo ocho personas, seis de ellas tailandesas, envueltas en un supuesto delito de fraude, destacó la prensa.

El jefe del Departamento Central del SIC, superintendente Tomás Agostinho, explicó que grupo rcibía apoyo de entidades nacionales con foro especial como las Fuerzas Armadas Angoleñas, de acuerdo con la versión del periódico Jornal de Angola, el de mayor circulación aquí, que lo publicó en su portada.

En el momento de la detención se les confiscó un cheque por valor de 99 mil millones de dólares perteneciente al Bank of China Limited (con sede en Hong Kong), cuya autenticidad no ha sido avalada, y que serviría de base para la burla a empresas locales con la promesa de financiamiento.

Los sospechosos están acusados de falsificación de documentos, burla por defraudación, asociación para delinquir y blanqueamiento de capitales.

El caso está en manos de la Dirección Nacional de Investigación y Acción Penal de la Procuraduría General de la República, dada la implicación de entidades angoleñas con estatus especial.

Agostinho dijo que al menos una compañía angoleña fue burlada por el grupo, pero evitó mencionarla, al igual que los individuos e instituciones nacionales involucrados con la red, creada en noviembre del año pasado.

De acuerdo con las investigaciones adelantadas, los delincuentes se decían propietarios de la empresa Centennial Energy Company Limited, en Filipinas, y simularon contar con una línea de crédito en el banco filipino Bangko Sentral NG por 50 mil millones de dólares.

Hasta el momento se comprobó que el grupo, hospedado en uno de los mejores hoteles de Luanda a costa de una empresa angoleña, ya había recibido propuestas de 53 entidades.

El oficial dijo que en el Banco de Negocios Internacional fue determinante en el descubrimiento de la trama, al ponerse en contacto con su similar filipino, dado lo abultado de la cantidad de dinero y bajo los mecanismos de cooperación internacional y de combate al blanqueamiento de dinero.

Otros cuatro tailandeses y un canadiense están involucrados en el caso, pero al momento de las detenciones no se encontraban en el país.