Plan de gobierno sudafricano facilita universidades a jóvenes pobres

0
502
Unos mil 300 millones de rand (97 millones 838 mil dólares) pagó el Plan Nacional de Ayuda Financiera Estudiantil (Nsfas) a 26 universidades públicas sudafricanas para la inscripción de estudiantes pobres en esa enseñanza, trascendió hoy aquí.

El dinero se destinó para adelantar el monto de las cuotas de matrículas de los nuevos ingresos en 2017.

Según explicó el portavoz del Nsfas, Kagiso Mamabolo, en el programa Morning Live, del canal SABC, el proceso de selección de alumnos calificados no corre por las instituciones docentes, sino que ahora está centralizado y lo dirige el Plan.

Este pago equivale a por lo menos el 15 por ciento del presupuesto total y final que cada universidad puede obtener para inscribir a estudiantes que son elegibles para recibir fondos del gobierno. Más de 160 mil jóvenes fueron aprobados para la subvención de Nsfas.

Varias universidades fueron sacudidas desde 2015 por las protestas del movimiento #Fees Must Fall (contra los impuestos de matrícula), las cuales, en la mayoría de los casos, derivaron en hechos violentos como la destrucción y quema de edificios universitarios.

El pasado año, la ola de manifestaciones comenzó a raíz del anuncio del ministro de Educación Superior, Blade Nzimande, de que en 2017 se incrementarían las tasas hasta un ocho por ciento.

Aunque Nzimande aclaró entonces que de esa medida se excluirían los jóvenes de familias pobres, las protestas se extendieron por todo el país con el pedido además de educación gratuita y de calidad.