Piden en ONU investigación independiente de crímenes en Sudán del Sur

0
492
La Comisión de la ONU para los Derechos Humanos en Sudán del Sur propuso el establecimiento de un mecanismo independiente que ayude a investigar los crímenes cometidos en ese país africano durante tres años de conflicto interno.

El grupo que integran tres expertos, creado por el Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2016, insistió en una declaración en la necesidad de acompañar otras iniciativas para evitar la impunidad, como la activación de una corte híbrida por la Unión Africana (UA), lo cual forma parte de los acuerdos de paz de 2015.

Según la Comisión, el mecanismo propuesto apoyaría en la recolección de evidencias sobre graves violaciones de los derechos humanos, en aras de despejar el camino para el trabajo de la corte, aún sin funcionar.

La investigación independiente requiere evidencias, y estas se están perdiendo a diario, opinó el jefe del grupo, Yasmin Sooka.

Sooka precisó que muchos testigos son asesinados o desaparecen, los recuerdos de las personas ceden con el tiempo y las pruebas físicas se degradan.

Sudán del Sur sufre desde diciembre de 2013 un devastador conflicto, al cual se atribuyen decenas de miles de muertos y más de tres millones de desplazados internos y refugiados, además de gran cantidad de seres humanos mutilados o sometidos a abusos físicos, incluyendo los sexuales.

Pese a varios acuerdos de paz y las promesas de las partes, continúan los enfrentamientos entre tropas leales al presidente Salva Kiir y seguidores de su principal rival político, el exvicepresidente Riek Machar, quien se encuentra en el exilio.

Naciones Unidas advirtió recientemente que existen riesgos reales de una escalada de la crisis en sus componentes bélico y humanitario, con algunos funcionarios empeñados en alertar sobre un eventual genocidio.

Ante la gravedad de la situación, el secretario general de la ONU, António Guterres, dedicó parte de su estancia en Addis Abeba, donde a finales de enero asistió a la cumbre de la UA, a discutir el conflicto sursudanés y las vías para alcanzar una solución política.

En el seno de la organización hay diferentes maneras de enfocar la crisis, desde los defensores de imponer férreas sanciones a quienes obstaculicen la paz hasta los promotores de respuestas diplomáticas o militares.

Estados Unidos fracasó en diciembre pasado en el Consejo de Seguridad en su intento de establecer sanciones, ya que Rusia, Egipto y otros países abogaron por medidas menos peligrosas para el ya tenso escenario imperante.

Por su parte, el gobierno de Sudán del Sur insiste en acusar a los opositores de falta de voluntad de paz.