Persisten discrepancias entre grandes foros sindicales de Sudáfrica

0
421

NumsaEl Sindicato Nacional de Trabajadores Metalúrgicos de Sudáfrica (Numsa, siglas en inglés) comienza hoy una asamblea de cuatro días para analizar sus relaciones con la triple alianza gubernamental en el país austral.

Desde hace tres meses el influyente gremio laboral, con más de 320 mil afiliados en las nueve provincias, acaparó titulares de prensa por su fuerte oposición a la suspensión del secretario general Zwelinzima Vavi.

En las reuniones de esta semana Numsa debatirá sus nexos con el Congreso de las Uniones Sindicales de Sudáfrica (Cosatu), un importante soporte electoral del Congreso Nacional Africano (CNA), que lidera al gobierno nacional desde hace 20 años.

El Congreso Nacional Especial de Numsa tendrá como sede de martes a viernes a la ciudad de Boksburg, provincia de Gauteng, y según adelanta el programa, sus voceros reclamarán un nuevo liderazgo para la federación y la revisión política del CNA.

Desde su posición de mayor miembro de Cosatu, el sindicato metalúrgico ha protestado por supuestos ataques de elementos dentro de la alianza tripartita que alega pretenden desviar a los gremios de sus funciones netamente sindicales.

Una de las variantes delineadas por dirigentes de Numsa sería abandonar a Cosatu y crear una nueva formación sindical nacional, incluso con aspiraciones políticas de cara a las elecciones generales del próximo año.

El foro metalúrgico además ha criticado al CNA por la activación del peaje electrónico en Gauteng, el Plan Nacional de Desarrollo, el Subsidio Salarial de la Juventud y una ley sobre intermediarios laborales.

Tres semanas atrás, el presidente del Numsa Cedric Gina renunció a su puesto después que alertó que el grupo no necesitaba un congreso de tales dimensiones a un costo de 25 millones de rands (unos dos millones de dólares).

Portavoces del CNA advirtieron que las actuales divergencias y controversias políticas en el seno de las mencionadas organizaciones corren el riesgo de servir de tribuna desestabilizadora para los enemigos de la alianza.

Las discordancias en la federación de gremios sindicales pueden representar un reto adicional para estos grupos frente al electorado, a solo seis meses de comicios generales en la nación austral.

Vavi fue separado de su puesto en agosto último a tenor del escándalo sexual relacionado con una joven secretaria, pero también enfrenta cargos por procedimientos impropios en la contratación de empleados.

Con 52 sucursales en las nueve provincias, Numsa es el miembro de mayor peso y más influyente de Cosatu y, al mismo tiempo, un foro que respalda incondicionalmente a Vavi.