Peor reto de Sudáfrica es el desempleo, dice el presidente Ramaphosa

0
537
El presidente Cyril Ramaphosa aseguró  que el desempleo es el principal reto del país y disminuye la capacidad para reducir la pobreza, resolver la desigualdad y mejorar la vida de los trabajadores y los pobres.

Al inaugurar la denominada Cumbre de Empleos, una cita en la cercana localidad de Midrands a la que asisten representantes del gobierno, empresariado, sindicatos y organizaciones comunitarias, el mandatario subrayó que ‘nos reunimos hoy para dar respuesta al llamado de los sudafricanos a disponer de trabajos decorosos’.

Señaló que el desempleo tiene efectos devastadores en las familias y las comunidades, erosiona la dignidad de las personas y contribuye a problemas sociales de salud, educación, consumo de drogas y delitos.

El presidente explicó que las tasas extremas de desocupación en Sudáfrica son resultado de una economía que durante varias décadas careció de inversiones significativas en su capital humano, donde a la mayoría le fue negada la oportunidad de poseer activos o desarrollar habilidades.

También apuntó que la economía sudafricana estuvo sustentada por la extracción de minerales, una actividad controlada y muy concentrada que permanece sin transformaciones y que la declinación de ese sector costó al país millones de trabajos.

Ramaphosa aseveró que los bajos niveles de crecimiento en años recientes socavaron los esfuerzos para cambiar el legado económico del apartheid, mientras la incertidumbre, políticas inconsistentes, regulaciones onerosas y el derrumbe de la confianza de empresas y consumidores redujeron las inversiones en los sectores productivos de la economía.

Afirmó que la corrupción en compañías públicas y privadas, junto con la participación de empresarios en asuntos del ejecutivo, incidieron negativamente en el comportamiento económico.

Luego de relacionar este panorama, el mandatario dijo que esta reunión de dos días tiene el objetivo de responder a los actuales desafíos que se manifiestan a través de la desocupación, la pobreza y la desigualdad, los tres retos que el Plan Nacional de Desarrollo aspira a aliviar en el período hasta el año 2030.

Seremos incapaces de alcanzar esa meta a menos que hagamos algo extraordinario, dijo Ramaphosa, quien no obstante expresó esperanzas de que esta Cumbre logre un acuerdo que comience a enfrentar esta crisis.

El jefe de Estado y Gobierno saludó los esfuerzos de los organizadores de la Cumbre y aseveró que el acuerdo marco que será suscrito ‘aunque ambicioso es realizable’.

Aseguró que esta Cumbre es solo el comienzo de un proceso de participación y colaboración que se intensificará en los próximos meses.

Esta, dijo es ‘la primera fase de un proceso extenso en el que todos los interlocutores sociales trabajarán juntos para mejorar el crecimiento, proteger los empleos existentes y crear nuevos puestos de trabajo’.

Anunció que como parte de ese plan el gobierno implementará reformas para el crecimiento económico, priorizará destinar gastos públicos para respaldar empleos, establecerá un Fondo de Infraestructura, enfrentará los necesidades urgentes en educación y salud pública e invertirá en el mejoramiento de las construcciones a nivel de municipios.