Paul Biya renueva con una alta abstención

0
91
El Consejo Constitucional (CC) camerunés confirmó la victoria del presidente Paul Biya en los comicios del pasado día 7, buena para asegurarle un séptimo mandato consecutivo al frente de los destinos de su país.
Biya asumió las riendas de Camerún en 1982, ha capeado varios temporales políticos y desde octubre pasado está enzarzado en un conflicto armado con la comunidad angloparlante establecida en las regiones noroeste y suroeste del país, en las cuales también resultó ganador.

El CC desestimó todas las demandas legales de anulación de la consulta, celebrada el pasado día 7, y declaró los comicios ‘libres, justos y creíbles a pesar de los problemas de seguridad en las regiones habitadas por la población de habla inglesa’.

De acuerdo con el reporte del ente electoral, Biya obtuvo el 71 por ciento de los sufragios válidos, a una distancia casi sideral del 14 por ciento registrado por su rival más cercano, Maurice Kanto.

Kanto obtuvo el 14 por ciento, en unas elecciones marcadas por la abstención ya que solo acudió menos del 54 por ciento de los electores registrados.

El anuncio oficial de los resultados fue antecedido por una fuerte movilización de policías y soldados con armas largas que controlan con rostro adusto las principales arterias de esta capital y otras ciudades del interior, en particular las regiones noroeste y suroeste, baluarte de los secesionistas.

Excepto en una provincia, Región del Litoral, donde su rival más próximo, Maurice Kamto, lo aventaja por menos de un punto porcentual, Biya, vapuleó a sus contrincantes incluso en los territorios noroeste y suroeste, en los cuales reside la minoría angloparlante cuyos líderes informales proclamaron en octubre de 2017 una república separatista carente de reconocimiento continental o internacional.

Desde entonces el Gobierno central, de mayoría francófona, está enfrentado con una milicia armada de angloparlantes en una guerra sorda que ha causado la muerte de cientos de civiles y militares, además del desplazamiento de decenas de miles de personas hacia países vecinos u otras regiones del país.