Partido mayoritario acusa a un departamento del Ejército de controlar Argelia

0
432

Frente de Liberación NacionalEl secretario general del partido mayoritario de Argelia, el Frente de Liberación Nacional (FLN), acusó hoy al general que encabeza el departamento de seguridad interior de los servicios secretos del Ejército (DRS) de controlar el país.

En una entrevista publicada en el diario electrónico Tout sur l’Algerie, Amar Sadani acusó también a Mohamed Mediana, conocido como Toufik, de intentar que el actual presidente Abdelaziz Buteflika no se presente como candidato a las próximas elecciones presidenciales, previstas el 17 de abril.

«Es necesario saber que el departamento de la seguridad interior ha mantenido siempre un vínculo y una cercanía con la clase política, la prensa y la justicia», indicó Sadani, antes de insistir en que «ha interferido en los trabajos de la justicia, de los medios y de los partidos políticos».

En este sentido, Sadani considera que «la presencia de la seguridad interior en todas las instituciones deja una impresión de que el poder en Argelia no es civil».

«Los agentes de este departamento están en todas partes; en los ayuntamientos, en la presidencia, en el seno de los partidos políticos (…). En mi país, el gobernador, los presidentes de las empresas están controlados por los coroneles», declaró Sadani, que llegó a la cabeza del FLN el pasado agosto.

En la entrevista con el medio electrónico Sadani también acusa a los todopoderosos servicios de inteligencia de realizar escuchas ilegales.

«No comprendo por qué los teléfonos de los responsables son puestos bajo escucha, cuando sólo el juez tiene el derecho de ordenar esto», añadió el responsable.

Según el máximo responsable del principal partido argelino, el jefe del DRS, además de oponerse a la candidatura de Buteflika, quien todavía no se ha pronunciado sobre su intención de concurrir a las elecciones, está intentando desestabilizar el FLN y su cúpula directiva.

El general Toufik «no está en posición de decir sí o no a la candidatura del presidente Buteflika a las próximas elecciones», enfatizó Sadani.

Además, según sus palabras, todos los asuntos de corrupción aireados en los últimos años en los que han estado implicados personalidades próximas al jefe de Estado han sido orquestados por la DRS con el objetivo de desestabilizar a Buteflika.

«En Argelia, cada vez que se quiere liquidar a un presidente se inventa un escándalo contra él», declaró en este sentido.

Entre los recientes escándalos de corrupción que han salpicado a responsables cercanos al Palacio Presidencial, Sadani citó el caso judicial abierto contra Chakib Jelil, exministro de Energía y Minas y antiguo presidente del gigante gasístico argelino Sonatrach.

«Esta claro que el objetivo de este asunto de Sonatrach es impedir que Buteflika se postule a un nuevo mandato», sostuvo Sadani, que antes de finalizar la entrevista advirtió de que si algo le llegara a ocurrir «sería obra de Toufik».