Partido italiano de ultraderecha protesta contra cambios migratorios

0
623
https://domyhomework.guru/
Forza Nuova

El partido italiano de ultraderecha Forza Nuova colocó tres maniquíes cubiertos de sangre falsa en la puerta de una sede administrativa municipal en Roma el miércoles, en el último de los ataques contra la primera ministra negra del país, Cecile Kyenge.

Kyenge, ministra de Integración y nacida en la República Democrática del Congo, ha sido objeto de reiterados ataques racistas desde que asumió el cargo en abril, manifestó Reuters.

Forza Nuova publicó imágenes de los maniquíes en su página de Facebook, junto a comentarios de un portavoz que dijo que la protesta tenía la intención de detener la campaña de la ministra para facilitar a los inmigrantes la obtención de la ciudadanía italiana.

«La inmigración es el genocidio de los pueblos. íKyenge renuncia!», decían pancartas con el símbolo de Forza Nuova enrolladas en los maniquíes.

Un inmigrante actualmente vive legalmente en Italia por al menos 10 años antes de poder solicitar la ciudadanía y los hijos de inmigrantes nacidos en Italia no se convierten automáticamente en ciudadanos, una situación por la que Kyenge se encuentra haciendo campaña para cambiar.

«Sus palabras desbordan de racismo contra la cultura europea», dijo Pablo De Luca, de Forza Nuova.

Además, agregó que su actividad política está apuntada a «la destrucción de la identidad nacional».

Fue al menos la segunda vez que el partido utiliza los maniquíes cubiertos de sangre falsa en una protesta de este tipo.

De Luca citó noticias recientes como evidencia de que la «inmigración mata», de ahí la simulación de cadáveres.

En mayo, un inmigrante ghanés en Milán que presuntamente sufría problemas mentales asesinó a tres personas e hirió a otras dos en un ataque con un pico. Forza Nuova no hizo referencia directa a ese incidente.

Las autoridades han intensificado la seguridad en la sede doméstica del Partido Democrático (PD), donde Kyenge, de 49 años, tenía programado hablar más tarde el miércoles.

El gesto fue condenado por sus colegas políticos del PD.

«Roma es una ciudad con una tradición de aceptación de todos los pueblos durante milenios», dijo en un comunicado el alcalde Ignazio Marino.

«Un gesto aislado de un puñado de individuos violentos no va a detener el valiente trabajo que está haciendo la ministra de Integración», añadió.

Kyenge ha afrontado abusos racistas y amenazas casi a diario desde que se unió al Gobierno.

En julio, un senador del partido Liga Norte, que se opone a la inmigración, la asimiló a un orangután y un espectador le arrojó bananas mientras estaba dando un discurso.

Un concejal de la Liga Norte dijo en junio que Kyenge debería ser violada para entender cómo se sienten las víctimas de crímenes perpetrados por inmigrantes. El concejal recibió una sentencia de prisión condicional y una suspensión temporal de su cargo público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here