Partido Dagga sudafricano lamenta fiasco preelectoral

0
360

Partido Dagga sudafricanoEl sudafricano Iqela Lentsango Dagga Party, o partido de la marihuana, se disculpó con sus seguidores por incumplir requisitos financieros de cara a las próximas elecciones parlamentarias.

La organización política minoritaria fue fundada en febrero de 2009 por el activista comunitario defensor del cannabis Jeremy Acton, y tiene su mayor respaldo en la provincia de Western Cape, donde gobierna el foro opositor Alianza Democrática (AD).

En un mensaje divulgado por redes sociales de internet, el Dagga Party informó que no pudo pagar el depósito monetario requerido por la Comisión Electoral Independiente para disputar los comicios del 7 de mayo.

Además la autoridad comicial advirtió a este gremio y a otros 57 partidos locales que en breve se les suspenderían sus registros a menos que puedan demostrar un mínimo de actividad política regular y una cuota digna de afiliados.

El foro de la marihuana propugna la despenalización de la hierba alucinógena y mantiene un discreto respaldo popular, aparte de en Western Cape, en las zonas de Maboneng, Johannesburgo, y Transkei, departamento de Eastern Cape.

En este país existen áreas libres para el consumo de alcohol, para fumar tabaco, para masticar productos azucarados y para comer carne. Todas esas costumbres causan más daño al ser humano que la marihuana, opinó el artista y miembro del Dagga Fred Clarke.

Nuestra idea solo está siguiendo los pasos de las despenalizaciones ya decretadas en países como Holanda, Estados Unidos y recientemente en Uruguay, agregó Clarke.

Igualmente el parlamentario opositor Mario Ambrosini, que sufre cáncer de pulmón, presentó este mes un proyecto de ley para permitir tratamientos médicos alternativos a partir del consumo de dagga (nombre popular de la marihuana en Sudáfrica).

Los dos principales gremios políticos de este país son el Congreso Nacional Africano, en el poder desde 1994, y el partido de la minoría blanca AD, el cual según sondeos este año obtendrá solo un 20 por ciento del sufragio.