Papa Francisco en Egipto por la unidad y contra la violencia

0
523
En su primera jornada en Egipto, el Papa Francisco abogó hoy ante personalidades políticas y clérigos de diferentes credos por la necesidad de rechazar la violencia y mantener la unidad entre creencias y tendencias religiosas.

Al intervenir en la Conferencia Internacional de Paz de Al Azhar (principal centro mundial de estudios islámicos sunitas) el Obispo de Roma pidió repetir ‘un No fuerte y claro a cualquier forma de violencia, venganza y odio cometidos en nombre de la religión o en nombre de Dios’.

Es imprescindible excluir de nuestro actuar cualquier posición religiosa absoluta que justifique formas de violencia, la cual, de hecho, es la negación de toda religiosidad auténtica, enfatizó Francisco ante líderes cristianos coptos y católicos, musulmanes sunitas y chiítas, entre otros.

En ocasión de un encuentro sostenido en la tarde con el papa copto, Tawadros II, el pontífice romano insistió en trabajar para acercar las iglesias cristianas de Oriente y Occidente, aisladas por más de mil años de cisma.

Ya no podemos pensar en seguir adelante cada uno por su lado, no es posible esconderse detrás de pretextos, de divergencias interpretativas y mucho menos tras siglos de historia y tradiciones que nos convirtieron en extraños, afirmó Francisco.

Durante el día, en varias ocasiones el Papa manifestó su pesar por los recientes ataques de extremistas musulmanes contra cristianos coptos egipcios, los cuales causaron decenas de muertos y heridos.

‘La sangre inocente de fieles indefensos ha sido derramada cruelmente: su sangre es inocente, y nos une’ afirmó ante Tawadros II.

Y con el propósito de avanzar en la unión mas allá de las palabras, hoy Francisco y Tawadros II firmaron en El Cairo un acuerdo, según el cual los fieles bautizados por cada rito no tendrán que volver a hacerlo si desean unirse a la otra Iglesia, como ocurría hasta ahora. La histórica decisión se tomó, según el texto, ‘en obediencia a las Sagradas Escrituras y la fe de los tres Concilios Ecuménicos reunidos en Nicea, Constantinopla y Éfeso’.

La primera jornada de Francisco en Egipto, aunque recibida con indiferencia por buena parte de la población (musulmana) egipcia, despertó en numerosos cairotas muestras de admiración en varios momentos, en los cuales demostró conocer a profundidad la cultura del país.

Un momento especialmente bien acogido fue cuando citó al expresidente egipcio, Gaamal Abdel Nasser, al proclamar que ‘la fe es para Dios, la Patria es para todos’.

Mañana sábado Francisco oficiará una misa para la comunidad católica local en el Estadio del Ejército del Aire egipcio, a donde el evento fue trasladado por ofrecer ‘mayores garantías de seguridad’, según declaró Emmanuel Bishay, obispo de Luxor y presidente del comité organizador de la visita de Francisco a Egipto.